Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
El reto de la educación a distancia es la retroalimentación: Maestro
Óscar Osuna Sánchez tiene 10 grupos de secundaria y preparatoria a su cargo, y a pesar de la pandemia, su prioridad es atender las necesidades de cada alumno
Alma Soto
26/08/2020 | 4:37 PM
Marcar como favorita

Óscar Osuna Sánchez es maestro de Inglés. Da clases a siete grupos en secundaria en la Federal 2 y a tres en la preparatoria Vasconcelos.

La educación a distancia lo obligó a aprender, a adquirir habilidades en tecnología para hacer llegar la educación a sus alumnos.

“Porque el reto de la educación a distancia es la retroalimentación: trabajar los contenidos de tal manera que nos puedan arrojar una calificación, que se den los aprendizajes clave y podamos evaluar a los alumnos”, manifestó Osuna Sánchez.

Reconoció que la declaratoria de emergencia sanitaria por SARS-CoV-2 los agarró desprevenidos, nadie se esperaba trabajar a distancia y se tuvieron que crear los medios: aprender a usar el Classroom, el Meet, el Zoom para hacerle llegar la clase a los alumnos.

La situación por la pandemia, dijo, los hizo entrarle al "toro por los cuernos" y ponerse a estudiar tecnologías, para lo cual los maestros jóvenes han sido de gran ayuda: hay un trabajo colaborativo.

“Creo que en la Secundaria Federal 2 y en la Preparatoria José Vasconcelos, donde doy clases, hemos hecho un buen trabajo, entre todos buscamos a los alumnos cuando no tienen acceso a Internet, a través de la prefectura, de las maestras de apoyo, de los trabajadores administrativos llevamos material a las casas de los alumnos, les dejamos copias en papelerías cercanas, lo que queremos es que accedan de una u otra manera al aprendizaje”, expresó.

Eso fue en el ciclo pasado, en el que inició esta semana, dijo, se busca mejorar lo logrado, y aunque tiene sus deficiencias el trabajo a distancia, la meta es que los alumnos logren los aprendizajes esperados y que esto se traduzca en la aplicación en la vida diaria.

Aseguró que en estos tiempos, los maestros deben ser empáticos, entender que si un padre habla en la noche para comentar sobre las dudas que tiene su hijo al momento de hacer la tarea, es porque hasta esa hora estuvo disponible y si lo hace es porque le interesa apoyar al alumno.

Igualmente, dijo, los padres deben reconocer el trabajo de sus hijos y el de los maestros, y la sociedad entera reconocer lo que se está haciendo, sin que ello signifique que se deje de ser estrictos a la hora de impartir clases y de calificar.

Osuna Sánchez pugnó porque se libere el Internet, si no para todos, sí para los estudiantes, que se les entreguen claves para que puedan acceder sin pago, pues el lamento de muchos padres de familia es que no tienen para pagarlo y, por tanto, sus hijos no tienen cómo ingresar a las clases.

“Porque la televisión no es suficiente, incluso en la programación de secundaria no incluyeron las clases de Inglés”, manifestó.

Para el maestro, la pandemia también les va a dar la oportunidad de que se revalore su trabajo.

 

¿Te gustó lo que leíste?

Si tu respuesta es sí, te invitamos a suscribirte por solo $100 pesos al mes y apoyar el periodismo que hacemos para ti con el objetivo de hacer de Sinaloa un mejor lugar para vivir. Haz click AQUÍ.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades