Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Turismo gastronómico rural
El sabor campirano de una vaca que se llama Lupe
A sólo unos kilómetros de Mazatlán, se puede disfrutar de un día familiar en el campo con aventuras y comiendo sabroso
Ariel Noriega
15/11/2019 | 1:38 PM
Marcar como favorita

Un par de kilómetros antes de llegar a la comunidad de La Noria hay un restaurante donde mandan las mujeres, se cocina sólo comida de la región y se recuerda a una vaca que se llamaba Lupe.

Aquí en La Vaca Lupe, la naturaleza es la protagonista, la comida se hace sólo con materia prima que producen las huertas, gallineros y corrales de la zona.

“Desde que abrimos dijimos, y lo hemos sostenido, que el concepto iba a ser campirano, campirano, campirano, que los niños que vengan se vayan chapeteados, irse raspados, que vengan y conozcan a las vacas, borregos, un chivo, un burro, los animales de los ranchos”, explica Roberto Osuna Valdez, su propietario.

La idea es muy sencilla, que usted y su familia puedan probar las comida que se hace en los ranchos sinaloenses, con su carne asada, su queso y sus frijolitos, mientras los niños se suben a una tirolesa o conocen los animales de la granja.

De la música se encargan las “cuichis”, gallinas silvestres que anidan en los huanacaxtles y que se la pasan armando alboroto junto a los pericos de marzo, todos responsables de ambientar un entorno donde uno puede comer guamúchiles o encaramarse en un árbol, pasear en bicicleta o jugar al futbol en familia.

Aquí no hay prisa, así que usted y su familia pueden quedarse todo el tiempo que quieran, ordenar su comida y recorrer el rancho mientras hace hambre.

Y si viene alguien con corazón aventurero hay un sendero para explorar los cerros y una ruta extrema para ciclistas de montaña o jeeperos. La comida se hace en el momento, no hay nada prefabricado y hasta el café de olla recibe su piloncillo cuando usted esté listo para probarlo.

Por un costado de La Vaca Lupe pasa un arroyo y si le toca temporada de lluvias observará cómo corre el agua junto a unos árboles con mucha historia. La vaca Lupe era una vaca brava que recorría La Noria como una señora de mal genio, a la que todo mundo respetaba.

Hoy se ha convertido en un hermoso rancho donde se puede comer como si uno estuviera platicando con la abuela, mientras sus hijos se balancean en columpios amarrados en árboles centenarios y recuerda el sabor del rancho que todos conocimos de niños.

Instalaciones

Juegos para niños

 

 

 

  •  Granja de animales de rancho
  •  Pista de ciclismo de montaña
  •  Una pequeña cancha de futbol

Para probar

  •  Chorizo
  •  Machaca
  •  Menudo (domingos)
  •  Panquequis
  •  Carnes asada en varilla
  •  Chicharrón
  •  Quesos
  •  Café de olla
  •  Mariscos
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Pepe Lirio
Ya se me antojó visitar el lugar.
felix rodriguez
No te lo recomiendo a mi me llevaron a festejar el dia del padre pedi un bistec ranchero y ni papas tenia, solo tomate cebolla y simple pedazo de queso, eso si muy caro el bistec
Recomendamos para ti

Oportunidades