Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
En Culiacán, calles del Centro se convierten en mega tianguis
Las banquetas de las calles interiores del centro de la ciudad están llenas de vendedores ambulantes que ofrecen desde comida hasta aparatos electrónicos
Karen Bravo
23/12/2018 | 3:35 PM
Marcar como favorita
Foto: Karen Bravo

CULIACÁN._ Las calles del centro de Culiacán se convirtieron en un mega tianguis por las fiestas decembrinas. Las vías interiores del centro, principalmente las calles Ángel Flores, Miguel Hidalgo, Domingo Rubí, Antonio Rosales, Benito Juárez, Mariano Escobedo, Juan Carrasco y la avenida Álvaro Obregón en el tramo entre Hidalgo y Rosales, son sede de puestos ambulantes que ofertan todo tipo de productos.

Desde el inicio del mes de diciembre hubo un incremento paulatino del ambulantaje en el centro de Culiacán, sin embargo fue a partir del 20 de diciembre cuando incrementó rápidamente la instalación de puestos en las banquetas.

Los productos que se ofertan en las calles son desde alimentos, juguetes, ropa, artículos para el hogar, dulces, bisutería, accesorios para celular e incluso aparatos electrónicos.

Muchos de los vendedores que se instalaron en la calle, han asistido en años anteriores a ofrecer distintos productos, según sea la demanda de los clientes.

Señalaron que en días anteriores las ventas no eran tan buenas, sin embargo conforme se acercó la fecha de Navidad, incrementó.

“Los primero días no, pero ahorita ya está la venta más fuerte”, dijo Gustavo, quien es vendedor de dulces típicos.

Es en las mañanas cuando hay mayor repunte de ventas, sobre todo en dulces y juguetes, según coincidieron los vendedores.

Janeth comentó que no es la primera ocasión que asiste a vender a la calle. En años anteriores también ofertó dulces y el puesto es atendido por ella y su esposo. Pero a diferencia de otros años el permiso que les otorgó el Ayuntamiento resultó más caro.

“Me dijo mi esposo que este año sí nos había cobrado más, como el doble del año pasado”, comentó.

En otros puestos, los vendedores argumentaron que pagaron a los locales para ocupar el espacio que les corresponde, como es el caso de algunos que están instalados alrededor del mercado Gustavo Garmendia.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades