Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
TAEKWONDO
Entre risas, abrazos, llanto y mantas llega Itzel Manjarrez Bastidas a su tierra natal
Es recibida como campeona de Río 2016
Jonathan Juárez
24/08/2016 | 9:40 PM
Marcar como favorita
Foto: Roberto Armenta

Cuando se bajó del avión que la transportó de México a Culiacán, nunca imaginó el recibimiento.

Al querer tomar su maleta, los gritos y las porras no se hicieron esperar. "Chiquitibum a la bim bom ba, Chiquitibum a la bim bom ba. A la bio, a la bao, a la bim bom ba, Itzel, Itzel, ra ra ra", se escuchaba cómo cerca de 100 personas la esperaban para felicitarla.

"Bienvenida a casa, te queremos campeona", decía uno de los cartelones que traían algunos pequeñines que se salieron de sus clases de taekwondo para ir a recibir a Itzel Adilene Manjarrez Bastidas, quien no daba crédito a las muestras de cariño de la comunidad culiacanense.

La cola de los pequeñines por tener un autógrafo de la deportista que finalizó cuarto lugar en la disciplina de taekwondo en los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016 era grande. De hecho, los guardias de seguridad del aeropuerto le llamaron la atención a los niños, ya que se estaban metiendo a una área prohibida.

"Nunca imaginé tener estas muestras de cariño. Cuando llegamos a México todos los reporteros preguntando que si qué opinaba sobre la situación de los directivos, en cambio aquí, es una gran felicidad, es muy bonito sentir este recibimiento", destacó la deportista, quien quiere estar en Tokyo 2020.

Pero eso no terminó ahí. A Itzel, su familia y sus vecinos del Infonavit Humaya le tenían preparado un recibimiento.

Al llegar, lo primero que hizo fue abrazar a su papá José Alberto, quien la felicitó y le dijo que para él, ella era una campeona.

"El día de mis peleas, me mandaron videos de la gente que estaba al pendiente de mí, se los agradezco, me hubiera gustado llegar sin las manos vacías, no pude conseguir una medalla, pero les agradezco", expresó la deportista mientras se le salían las lágrimas.

Así, Itzel Manjarrez Bastidas tuvo un recibimiento de campeona sin medalla.

 

¿Te gustó lo que leíste?

Si tu respuesta es sí, te invitamos a suscribirte por solo $100 pesos al mes y apoyar el periodismo que hacemos para ti con el objetivo de hacer de Sinaloa un mejor lugar para vivir. Haz click AQUÍ.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades