Entrar
 Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
TURISTA EN SU PAÍS
Es Jaime Hernández El Señor de los Pueblos Mágicos
En tres años, el michoacano radicado en CDMX ha logrado conocer 90 de las 111 poblaciones con este distintivo, que tiene México
Hugo Gómez
07/05/2018 | 5:55 PM
Marcar como favorita
Foto: Hugo Gómez

EL ROSARIO._ Convencido de la belleza de los destinos de este país, y con el propósito de disfrutar al máximo su retiro, Jaime Hernández López se ha propuesto conocer personalmente todos y cada uno de los pueblos mágicos certificados por Turismo Federal.

El viajero originario Michoacán, pero con actual residencia en la Ciudad de México, refiere que sin apoyo de ningún tipo, tan solo con su pensión, ya conoce 90 de los 111 Pueblos Mágicos que existen en el país.

Sus recorridos por varios pueblos mágicos, don Jaime los registra en su cámara, en su memoria y en su espíritu.

Evidentemente conmovido confesó que este último viaje para conocer los pueblos mágicos de Sinaloa será especial al ofrecerlo a su madre, quien falleció a los 90 años mientras recorría El Fuerte.

“Cuando estaba en El Fuerte me llegó la noticia, no fui a su funeral, porque ella no lo hubiera querido, por esto este viaje se lo ofrecí como un homenaje”, expresó entre lágrimas.

El Rosario es su visita más reciente a un Pueblo Mágico, luego de El Fuerte y Cosalá. Sus paseos los registra con su cámara, en su memoria y espíritu, porque asegura que vive plenamente cada lugar al encontrar las raíces de la identidad mexicana.

“Los extranjeros valoran más que nosotros nuestro país, yo no y amo mi país, sobre todo los pueblos mágicos son nuestras raíces. Llevo 90 pueblos mágicos con este, y espero que Dios me deje conocer los 111, más los que surjan”.

Dijo que comenzó esta aventura hace aproximadamente tres años, luego de desempeñarse como Licenciado en Relaciones Exteriores, formar una familia y sacar adelante a sus tres hijos.

“Yo estaba buscando qué hacer con mi jubilación, y lo que pasó es que vi un programa de televisión llamado México Travelchannel y de ahí me nació la idea”, explicó.

Desde siempre le ha apasionado viajar, agregó, por lo que conoce el 90 por ciento de la República Mexicana, países como Costa Rica, y 12 condados de Estados Unidos.

Inicia su aventura

Luego de tomar la determinación inició la aventura en la sierra norte de Puebla, en el Pueblo Mágico de Cuetzalan.

Hasta el momento, señaló, le faltan 21 pueblos mágicos que corresponden a Nayarit, Tamaulipas, Nuevo León, y Sonora.

Tras recorrer El Fuerte y Cosalá tocó el turno a El Rosario, y ¿cómo no?, pues se dijo fan de toda la vida de Lola Beltrán.

El viaje después de descender del camión pasajero, precisó, inició en la Laguna del Iguanero para continuar con el museo de “La Reina de la Canción Ranchera”.

Saliendo un poco de su itinerario, con su carácter alegre y amplia sonrisa confesó que aprovechará para conocer Mazatlán, para después continuar con Nayarit.

Manifestó que antes de iniciar un viaje, elabora una bitácora con un listado de las cosas por hacer o conocer, lo que hay que comer, las rutas y formas para desplazarse.

Al considerarlo un compromiso con cada pueblo que visita, hace llegar al departamento de Turismo un reporte del destino, porque luego se encuentra con alguno en mal estado.

Sobre el por qué viajar solo, expresó que con su pensión no le alcanza para mucho, y no cualquiera se anima a caminar mucho, trasladarse por tierra y hospedarse en hoteles tres estrellas.

Don Jaime reconoció que en ocasiones es difícil acceder a los pueblos mágicos, pero ni eso lo ha detenido.

“Siempre me andan buscando trabajo, parece que traigo un letrero, me ven que aún estoy fuerte para trabajar, pero yo les digo ‘no gracias, quiero viajar’”, sostuvo entre risas.

La meta trazada por año es conocer al menos 20 pueblos, en ocasiones son más o menos, pero siempre constante hasta llegar a su objetivo.

“Muchos me dicen que escriba un libro sobre los destinos, y les digo que no, que ya se ha escrito mucho de eso, si lo hago serán mis memorias, porque siempre he vivido grandes anécdotas con las personas”, concluyó.

 

 

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades