Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Escribir es como sembrar una semilla: Rodolfo Díaz Fonseca
El defensor de lector de Noroeste habla de sus recientes libros a alumnos de la UAS de Guamúchil
Sergio Lozano
17/05/2018 | 1:46 PM
Marcar como favorita
Foto: Sergio Lozano

GUAMÚCHIL._ En el marco del Festival Cultural de la UAS, Rodolfo Díaz Fonseca presentó ante alumnos de la Facultad de Ciencias Económicas, Administrativas y Tecnológicas de la UAS campus Guamúchil, sus dos obras literarias El Arte de Convivir y la Aventura de Vivir.

En esta presentación de los libros estuvieron como comentaristas Gerardo Valencia y Orlando Espinoza.

El autor de los libros El Arte de Convivir y La Aventura de Vivir, indicó que estas obras literarias son temas cortos, que ha escrito uno por día, que publica en su columna Éthos en el Periódico Noroeste, donde ya lleva alrededor de mil 600 temas escritos.

Díaz Fonseca, defensor de lector de Periódico Noroeste, expresó que el escribir un tema diario es como sembrar una semilla que hace que vaya creciendo poco a poco un árbol.

“Un árbol en el cual pueden anidar no solamente pájaros, sino anidar otros seres humanos”, relató, “cada uno de nosotros somos un árbol que debe de dar frutos y que debe de servir para dar sombra a los demás para que se puedan proteger con nosotros”.

Uno de sus libros, El Arte de Convivir, incluso, lleva en su portada la foto de un árbol que en sus ramas tiene pintadas manos porque, dijo, cada ser humano es un árbol para brindar calor, para brindar sombra y frescor a todos los demás hermanos.

Comentó que en cada uno de los temas al final concluye con una pregunta, porque lo que busca es escribir las reflexiones que se hace a sí mismo.

Porque en realidad las preguntas no se plantean para los demás, sino que en primer lugar las plantea para su persona.

“Por eso la pregunta nunca dice que piensas tú, sino qué estoy haciendo yo, cómo puedo resolverlo yo, siempre la pregunta es hacia el interior, porque primero tenemos que cambiar nosotros si queremos que el mundo cambie, nos quejamos mucho de cómo van mal las cosas, de cómo la corrupción y la impunidad va en aumento, de todo nos quejamos”, expresó.

“Pero nos contentamos con hacer memes, con hacer críticas pero no ponemos nada en concreto que nos lleve a mejorar y a cambiar”.

Díaz Fonseca comentó que en esta sociedad inmersa en la inseguridad, la violencia y la impunidad, como ser humano, quizá no pueda hacer nada contra todo el mundo, pero lo que sí se puede hacer es ir cambiando poco a poco el entorno, y en la medida que se vaya cambiando en la familia, con los amigos, en el trabajo, es donde se va a empezar a influir para poder cambiar.

Recomendó sus obras literarias en las que dijo son pequeños escritos que tratan siembre de dar una idea sobre la cual incidir, sobre la cual reflexionar y una idea que cada ser humano puede hacer personal, que lo lleve a pensar, para que reflexione e indique que tiene que hacer en este aspecto, si se habla de la bondad, cómo vivir la bondad; si habla de comunicación, cómo se debe de vivir la comunicación y tratar de centrarse en sí mismo y saber que se puede hacer para mejorar.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades