Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Este Sábado Santo en Culiacán, conmemoran la vía del dolor de la Virgen madre de Cristo
En misa matutina se hicieron laudes para conmemorar la muerte de Cristo, así como el dolor que sintió su madre durante la vida y muerte de él
Heriberto Giusti Angulo
20/04/2019 | 09:58 AM
Marcar como favorita
Foto: Heriberto Giusti Angulo

CULIACÁN._ Un grupo de fieles católicos asistió este Sábado de Gloria a la Catedral de Culiacán para recitar unas alabanzas hacia Jesucristo, quien simbólicamente yacía en una urna al frente de la iglesia.

Del mismo modo, se conmemoró la vida de la Virgen María al lado de su hijo, haciendo alusión a los “Siete Dolores” que ella sufrió desde el anuncio profético de Simeón hasta la muerte y sepultura de Jesucristo.

“Nos hemos reunido para recorrer las etapas del camino de dolor que la Virgen Santa recorrió en íntima unión con su hijo. Por disposición de la Divina Providencia, la Virgen fue la madre del Redentor, su fiel compañera en todos sus caminos: en los caminos dolorosos de la infancia en Belén, Nazaret y Egipto, hasta la subida al monte Calvario”, dijo la mujer encargada de dirigir estas palabras.

“La iglesia ve a María como la imagen perfecta del discípulo de Cristo porque ella, olvidándose de sí misma, vivió en el servicio a Dios y a los pobres, acogió con fe la palabra y subió hasta la cruz, verdadero árbol de la vida”.

“Que la vida de la Virgen nos ayude a vivir en nosotros el misterio de Cristo crucificado, conscientes de que si sufrimos con Cristo, con él seremos purificados”, añadió.

El sacerdote presente también compartió sus reflexiones en torno a lo que este Sábado Santo representa en la fe católica, invitando a todos a seguir los pasos de Cristo.

“Jesucristo al tercer día se levantó del sepulcro; esta urna que vemos hoy sábado significa el sepulcro de Cristo, pero también simboliza nuestro sepulcro. Por nuestro bautismo todos debemos morir, estar sepultados, a nuestro egoísmo... para así resucitar a una vida nueva”.

“Viviremos en su presencia; es decir, Dios está presente dentro de nosotros aunque no lo vemos, pero él sí nos está viendo y nos está oyendo. Cristo por nosotros se sometió a la muerte, obedeciendo la voluntad del Padre Celestial, y por eso también nosotros en este día nos unimos a la cruz de Cristo para salvar a la humanidad”, dijo.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Recomendamos para ti

Oportunidades