Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Columna semanal
Evangelización, Educación y Cultura: La rebeldía de Job
Una explicación sobre el Libro de Job, en el Antiguo Testamento de la Biblia
Padre Amador Campos Serrano
20/08/2019
Marcar como favorita

El enfrentamiento con la sabiduría humana es caracterizado en la obra descrita en el Libro de Job, al tocar el tema de la retribución por las obras realizadas, en un diálogo con sus amigos, quienes representan en una visión, vigente aún en algunos sectores en nuestros días, según lo cual las obras buenas deben ser premiadas con una vida llena de prosperidad y felicidad; en cambio, las obras malas serán castigadas por su infidelidad.

Esta es una visión, expresada comúnmente con estos términos: “Si te portas bien, Dios te va premiar; si te portas mal, Dios te va a castigar”, aunque en la experiencia de vida, al menos en apariencia, muchas veces parece decir lo contrario.

Cuando la noción de trascendencia era algo vago e indescriptible, la felicidad debía ser traducida de una manera reduccionista, con la búsqueda de felicidad tan solo en la existencia de este mundo, en una vida que finalmente terminará por extinguirse, por ello, lo mejor era tener una vida lo más larga posible, rodeada del mayor bienestar, y el no lograr esto era una señal de la divina reprobación.

La prosperidad de vida en Job, de pronto se ve asediada con una cascada de desgracias, dejándose venir una tras otra. Ante cada una de ellas, él solo expresa su resignación ante la divina voluntad, diciendo: “Dios me lo dio, Dios me lo quitó. Bendito sea su Santo Nombre”.

El desconocido autor de este libro, quien afronta un tema adelantado a su época, nos muestra una profundidad inimaginable para entonces, en vista a la trascendencia del plan divino en cuanto al sentido del valor del sufrimiento, siempre presente en la vida del hombre.

También es necesario señalar un estilo literario, basado en una forma no usada muy comúnmente, entrelazando el estilo poético con el narrativo, dando como resultado un texto muy original.

El paciente Job se convierte en el rebelde Job y viceversa, mostrando la complejidad del misterio del hombre y la profundidad del tema de la retribución por las obras realizadas, que no se agota, ni se reduce tan solo a esta vida.

Mientras el reclamo de sus amigos, presentado por ellos como una enseñanza para mostrar el camino congruente en la llamada sabiduría humana, nos muestra una visión con un horizonte cercano, atrapado en los límites del mundo de la materia.

Job, en su vida, es un adelanto de la lucha diaria por hacer presente entre nosotros el Reino de Dios, un reino de justicia y de paz verdadera, que exige lucha y esfuerzo en un camino, muchas veces lleno de espinas y donde no siempre se cuenta con el reconocimiento de los demás.

Finalmente, esto solo quedará clarificado con la aceptación de la noción de otra vida, ejemplificada más aún con la enseñanza de la doctrina de Jesús y de su obra redentora.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades