Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Columna semanal
EVANGELIZACIÓN, EDUCACIÓN Y CULTURA: Sátrapas
El concepto es utilizado frecuentemente para designar a quien gobierna de una manera despótica y autoritaria
Padre Amador Campos Serrano
21/01/2020
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

El término, Sátrapas, es continuamente utilizado en la plática coloquial, por lo común con un enfoque peyorativo y muchas veces dándole un significado alejado de la realidad sobre el ejercicio de estos personajes, aplicando conceptos equivocados sobre su verdadera función.

El concepto es utilizado frecuentemente para designar a quien gobierna de una manera despótica y autoritaria, en un ambiente donde impera la propia voluntad, sin que nada ni nadie detenga sus caprichosos impulsos.

Ciertamente, algunos aspectos de esta concepción pueden ser cercanos a la realidad, pero comúnmente son usados, como muchos términos, tan solo con la intención de mostrar un léxico variado y con intención de usar palabras con un contenido exótico, en un sentido pretendidamente analógico, pero cuyo significado no es el exacto y es erróneo en su aplicación.

En su origen, que se remonta al Siglo 8 antes de Cristo, los Sátrapas, en la antigua Persia, eran personas designadas para ayudar al gobierno real, una forma organizativa para repartir el gobierno en la densidad territorial del imperio, cuando fue necesario compartirlo con otros, aunque siempre estarían sujetos a la autoridad del rey.

Sátrapa llega a nosotros como tal desde el latín, al cual pertenecemos como lengua romance, anteriormente este término fue tomado del griego y a este le precedió del sanscrito, como una palabra compuesta de los vocablos Ksatra, cuyo significado es imperio y de Pa, que significa patriarca, ya en conjunto vienen a significar patriarca o protector del imperio.

Aunque ya existentes con anterioridad fue en el reinado del Ciro II, el Grande, al unificar los dispersos grupos, cuando entraron de una manera más formal y organizada y en un número ya estable. Este rey decidió dividir el imperio en provincias, gobernadas bajo el mandato de un gobernador, por el designado, haciéndose popular el concepto de Sátrapa.

Los gobernantes portadores de este título formaron un grupo de 20 personas, cuya función era equiparable a las de un virrey, gobernando en nombre del rey.

El territorio gobernado por un Sátrapa se designaba como una Satrapia y él era el encargado de impartir la justicia, el mando de las fuerzas armadas y en general la administración en dicho territorio.

Ciertamente existían abusos y desvíos de poder por algunos de ellos, por lo cual Ciro II creó un sistema de inspectores a quienes se les conocía como “los ojos y oídos del rey”, quienes podían llegar a dicha provincia y en el nombre del rey intervenir en el gobierno de un Sátrapa.

Esta forma de gobierno fue continuada cuando Persia fue conquistada por los griegos, dirigidos por Alejandro Magno y después de él, por sus sucesores, sobre todo por la dinastía de los Seléucidas, hasta llegar, en algunas formas al Imperio Romano.

Al usar el término para indicar a una persona ejerciendo su autoridad de una manera abusiva, tal vez deberíamos tener en cuenta que quienes ostentaban este título gobernaban buscando el bien común, aunque algunos no lo hicieran así.

 

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades