Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
COLUMNA
EXPRESIONES DE LA CIUDAD: Aquel Cine Reforma de rompe y rasga
.
Julio Bernal
19/11/2020
Marcar como favorita
Foto: Cortesía

Corría el año 1978 cuando asistí a disfrutar la película Fiebre del sábado por la noche, en el Cine Reforma. En aquellos días se hacían unas colas tremendas y se solía sobornar a personas que estaban muy adelante de la fila, pero con una discreción probada, como chiflando, porque si alguien se daba cuenta, estallaba un chillido como de estadio de beisbol y luego el asunto devenía en reclamos frenéticos y en córrele porque te pego, que sólo los de mi generación podemos atestiguar.

La imagen principal que ilustra esta columna es de 1979, seguro de la colección del archivo histórico de Culiacán, y en ella se aprecia, al fondo, el edificio del cine que marcó toda una época en la ciudad.

Y es que no nada más su cartelera podía ser atrayente, porque si de calores era el asunto (según las estaciones del año), el Cine Reforma era el sitio ideal para refrescarse, debido a que era uno de los pocos espacios citadinos (junto con el Cine Diana) con aire acondicionado, al que tenías derecho por unos cuantos pesos; y sin límite de tiempo, porque entonces se usaba aquello de la permanencia voluntaria, esto es, que podías estar dentro del inmueble todo el santo día viendo las mismas dos películas, una y otra vez, comiendo palomitas, hasta que amainara el calor o hasta que te hartaras. 

Quienes recorren las calles a pie en días de verano, podrán entenderlo de este modo: es como entrar a La Parisina con el pretexto de comprar ciertas telas, fingiendo un interés desigual por las texturas. 

Casi estuve allí cuando el Cine cerró sus puertas, y créame que sentí una ausencia grande en los contornos de la plazuela Obregón. Fue una pérdida para los ciudadanos de a pie, o para los culiacanenses en general. Fue allí donde a mediados de los 80, Cultura UAS, con Juan de Dios Palazuelos a la cabeza y Jorge Briones Franco en el Departamento de Cine, exhibió en exclusiva la película Frida, naturaleza viva, dirección de Paúl Leduc, con Ofelia Medina en el papel estelar. 

Esto dijo Carmen Alicia Híjar Martínez (Noroeste, 24 de julio de 2009), quien laboró en el Cine como acomodadora: "Nos daba mucha risa porque los que andábamos trabajando allí, contábamos la gente que estaba dormida, hasta las señoras se iban a dormir. Bien sentados ronque y ronque, hasta que prendían la luz y ya los despertaba uno". Yo agregaría que además fue un cine de rompe y rasga.

Sala de cine, pieza para refrescarse, aposento de dormir, lugar de tocadas súbitas: toda una historia la del Reforma, que vio la luz en la década de los 60, cerradas sus puertas 20 años después, inmueble donado al municipio durante la administración de Humberto Gómez Campaña (1992-1995). 

Fachada de Teatro Apolo, de la colección de Miguel Tamayo.

Y fue Gómez Campaña quien quiso volverlo teatro y ponerle la fachada del Apolo; por su parte, Sadol Osorio Salcido (1995-1998) según lo rehabilitó, aunque más bien hizo construir los arcos falsos que están enseguida del inmueble, donde ahora funciona un estacionamiento público. Durante los gobiernos de Gustavo Guerrero (1998-2001) y Jesús Enrique Hernández Chávez (2001-2004) se habilitó para el DIF municipal; Aarón Irízar López (2004-2007) lo destinó para la Dirección de Cultura; y Jesús Vizcarra (2007-2010) derribó el edificio en 2009 y levantó el que ahora se conoce como MIA.

En 2013, el presidente Aarón Rivas Loaiza hizo una reunión de su gabinete en mi casa, y a Luis León, director del MIA, le indicó que suspendiera la renta del inmueble, abriéndole espacios a la Dirección de Cultura. Pero esa es otra historia. Y punto. Comentarios: [email protected]

 

¡Suscríbete por 1 peso al día!

Y además llévate de regalo una taza personalizada con tu nombre de nuestro 47 Aniversario. Haz click AQUÍ.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades