Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Fallece Robert Freeman, fotógrafo de Los Beatles
Acaecido a los 82 años, el artista de la lente tomó algunas de las imágenes más célebres del cuarteto de Liverpool para sus álbumes With The Beatles, Help! o Rubber Soul
Noroeste / Redacción
09/11/2019 | 2:53 PM
Marcar como favorita
Foto: Internet

El fotógrafo inglés Robert Freeman murió el jueves a la edad de 82 años, según anunció la banda británica The Beatles en una declaración oficial en su página web.

La causa del fallecimiento no ha sido revelada.

Nacido en 1936, comenzó como reportero gráfico para el Sunday Times de Londres y se especializó en el retrato de músicos, aunque también era conocido por haber sido el retratista del primer calendario Pirelli o por haber fotografiado al político soviético Nikita Jrushchov en el Kremlin.

Los trabajos de Freeman en blanco y negro con el saxofonista de jazz John Coltrane llamaron la atención del cuarteto de Liverpool, con el que el fotógrafo comenzó su colaboración a principios de los 60. No en vano, se trata del autor de las imágenes que ilustraron algunas de las portadas más célebres del grupo, como son la quizás más mítica del With The Beatles (1963) –esta misma imagen se utilizó para el álbum estadounidense Meet The Beatles! (1964)–, y las de Beatles for Sale (1964) Help! (1965) y Rubber Soul (1965).

De hecho, la instantánea para el With The Beatles se convirtió en una imagen icónica de la banda. La foto de los cuatro músicos en la penumbra, mirando a cámara con sus célebres peinados de la primera etapa, vestidos con jersey de cuello alto casi imperceptible y cuyas caras estaban ocultadas en su mitad izquierda por la sombra, causaron auténtica sensación.

Tanto fue así que la imagen se utilizó para el siguiente álbum, el que se lanzó solo en Estados Unidos, Meet The Beatles, citó lavanguardia.com.

La imagen fue tomada el 22 de agosto de 1963 en un pasillo oscuro del Palace Court Hotel en Bournemouth, localidad en la que los de Liverpool estaban ensayando. Para que la fotografía se ajustara al formato cuadrado de la portada, Freeman optó por situar a Ringo Starr en la esquina inferior derecha, justo debajo de Paul McCartney, que estaba alineado al resto de miembros de la banda.

Al respecto del retrato, McCartney declaró posteriormente que “la gente a menudo piensa que la foto de portada para Meet The Beatles fue una toma de estudio cuidadosamente arreglada. "Pero de hecho, Robert la tomó bastante rápido en el pasillo de un hotel en el que nos estábamos quedando, donde la luz natural provenía de las ventanas al final del pasillo”.

Inicialmente la fotografía debía ocupar toda la portada pero finalmente se optó por dejar en la parte superior una franja blanca con el título del disco y el logo del sello discográfico. A EMI no le gustó inicialmente el resultado, argumentando que los Fab Four no sonreían y no fue hasta que el productor George Martin intervino, en tanto que jefe del sello Parlophone, que se aprobó el retrato de portada. Freeman cobró 75 libras por este trabajo.

En una nota hecha pública ayer, McCartney elogió a Freeman como “uno de nuestros fotógrafos favoritos” por ser “imaginativo y un verdadero creador original”. “Extrañaré a este hombre maravilloso, pero siempre apreciaré los buenos recuerdos que tengo de él”, asegura el músico. McCartney también cuenta el procedimiento de la foto del Rubber Soul, para el que el fotógrafo estiró sutilmente las caras de los Beatles, lo que metafóricamente remitía a los experimentos psicodélicos que estaban por venir en sus trabajos posteriores y que precisamente ya se empezaban a entrever en este álbum.

El otro beatle vivo, el baterista Ringo Starr también homenajeó al fotógrafo: “Dios bendiga a Robert Freeman, paz y amor para toda su familia”.

En 2014, Freeman sufrió un derrame cerebral grave y su familia tuvo que vender una copia de uno de sus fotos de John Lennon para poder sufragar los costos y ayudarle económicamente en las tareas de preservar su archivo mientras se recuperaba. McCartney le prestó entonces su apoyo.

Además de Los Beatles, el fotógrafo retrató a personajes célebres de la época como la actriz Sophia Loren, el pintor Andy Warhol o el boxeador Muhammad Ali.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades