Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Familia Toledo incumple pacto con el Gobierno de Mazatlán y no liquida deuda por agua del estadio, asegura El Químico
El Alcalde Luis Guillermo Benítez Torres dijo que tampoco regularizaron su permiso de venta de alcohol, por lo que hoy no habrá venta de cerveza
Sheila Arias
04/12/2018 | 12:38 AM
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

MAZATLÁN._ Aunque el acuerdo de los concesionarios del estadio Teodoro Mariscal fue pagar el lunes los 3 millones de pesos que deben de agua, no lo hicieron.

La familia Toledo incumplió con el convenio que firmó con el Gobierno de Mazatlán, así lo reveló el Alcalde Luis Guillermo Benítez Torres.

Agregó que esperaron hasta la medianoche y el pago no llegó; tampoco se acercaron a regularizar su permiso de venta de alcohol, por lo tanto, este día de juego Oficialía Mayor no permitirá venta de cerveza al interior.

“Decidimos cumplir un plazo hasta hoy, para ver si cumplen con el acuerdo... hasta el momento no han cumplido con el acuerdo”, reveló El Químico.

Este acuerdo se firmó el sábado pasado, la familia Toledo se comprometió a liquidar ayer los 3 millones de pesos, pero no lo realizó, el recurso no ha llegado a las arcas de Jumapam, sin embargo, sí hay servicio de agua y drenaje porque tienen un amparo dado por el Juzgado Noveno de Distrito.

 

¿El compromiso fue de palabra o se firmó?

Fue un compromiso firmado.

 

El Químico aseguró que mañana expondrán al público el contenido del convenio.

“Los Toledo no son dueños del estadio, así que si en un momento dado no cumplen con una concesión tendrán que dejar el estadio y si se quieren ir a donde quieran, pues que les vaya bien, a Durango, en el Polo Norte, a donde quieran, pero yo creo que los mazatlecos, a quien no paga sus obligaciones, no los queremos”, advirtió Benítez Torres.

El conflicto inició el 23 de noviembre, cuando la Jumapam cortó el servicio de agua y drenaje por adeudo de 3 millones de pesos y por encontrar dos tomas clandestinas.

A esto se sumó la clausura de taquillas para evitar la venta de boletos para encuentros sin garantizar servicios básicos a la afición.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades