Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Farmacéutica ‘indujo desabasto’ de medicamento para cáncer y el Gobierno ya evalúa acción penal
El caso de la farmacéutica Pisa es el que tiene más ocupado al Gobierno federal, aunque no es el único. Se sabe que la escasez de metotrexato, medicamento que se usa para mezclas oncológicas, fue provocada
Sinembargo.MX
24/09/2019 | 4:12 PM
Marcar como favorita
Foto: Sinembargo.MX

Ciudad de México (SinEmbargo).– La empresa farmacéutica Pisa “indujo a un desabasto de medicamentos” como los que usan niños con cáncer para “chantajear” a las autoridades sanitarias federales; ahora, el Gobierno federal evalúa ejercer acción penal, dijeron este día fuentes del Gobierno federal a SinEmbargo.

En abril de este año se detectó un brote de Leclercia Adecarboxylata en 15 hospitales de Guadalajara, Jalisco. Esto obligó a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) a cerrar siete de 17 plantas de la empresa Central de Mezcla Productos Hospitalarios SA de CV, una filial de Pisa. Para mayo, fueron 69 brotes infecciosos que empezaron en el Hospital del Niño Poblano; dos menores de edad, por desgracia, murieron por reacciones adversas a causa del metotrexato. Cofepris sometió a revisión un lote. Prisa o sus filiales están vinculada a ambos casos.

Pero la farmacéutica, dijeron las fuentes, aprovechó que controla distintos segmentos de la industria médica para ejercer presión al Gobierno federal. “Provocó un desabasto de ciertos medicamentos”, explicaron. Altos funcionarios federales interpretaron esto como que Pisa pretende doblegar a las autoridades sanitarias para que las investigaciones no la afecten.

La escasez de metotrexato, que es utilizado en el tratamiento para el cáncer, llevó a las secretarías de Hacienda y Crédito Público y de Salud a realizar compras directamente a un laboratorio de Francia, después de revisar que no hubiera existencia en el resto de la industria nacional. El pasado 21 de septiembre, el Presidente Andrés Manuel López Obrador lo confirmó así en Oxchuc, Chiapas: “Quisieron boicotear no entregando, no vendiendo la medicina que se necesita para curar a los niños de cáncer y pensaban que nos iban a doblegar. ¿Qué hicimos?, ya se compró la medicina en Francia, ya llegó la medicina que se compró en el extranjero para que no falten los medicamentos”.

El Presidente se refería, de acuerdo con lo explicado por las mismas fuentes, a la farmacéutica Pisa.

El Gobierno federal interpretó es que Pisa pretendía doblegar a las autoridades para que las investigaciones no la afectaran. Fue así que autoridades de las secretarías de Hacienda y Crédito Público y de Salud decidieron hacer compras directamente a un laboratorio de Francia.

“La industria farmacéutica está muy enojada. Nos dijeron que estaba acostumbrada a hacer estas compras como en el pasado. No estamos en guerra con la industria, pero se le tenía que poner un alto. Antes, todo esto se solucionaba con corrupción”, comentó una de las fuentes oficiales consultadas. Dijo que sólo con la revisión del 21 por ciento de las compras ya se logró un ahorro de más de 5.4 mil millones de pesos, lo que a la autoridad le dice de qué tamaño eran los acuerdos irregulares entre algunos actores de este poderoso sector, y entes gubernamentales.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador ya había advertido que estaban intentando “jugar a las vencidas con el Gobierno federal”. El pasado 21 de septiembre, de gira por Yucatán, dijo que tres empresas “con influencias” bloquearon la entrega de los medicamentos para niños con cáncer. Entonces habló de tres empresas. Ahora, parece, el Gobierno federal se concentrará en Pisa, que es sobre la que existe un expediente más amplio.

“Tres empresas vendían todos los medicamentos, tres empresas que ni producían los medicamentos, pero tenían influencias, andan queriendo jugar a las vencidas. Nos quisieron boicotear al no entregar las medicinas para los niños con cáncer”, afirmó el Primer Mandatario.

De acuerdo con las fuentes consultadas por este medio, el Gobierno federal se ha enfrentado a un intento de boicot de la industria, pero también de lo que al interior de los altos funcionarios se denomina “duende”, es decir, funcionarios e incluso personal médico que participa, por intereses propios, en distintos niveles de chantaje. Por ejemplo, retrovirales fueron robados al parecer de manera coordinada hasta en centros hospitalarios. Se registró un ataque a un vehículo con medicamentos que fueron dañados deliberadamente; también han detectado, y esto los ha alarmado, cambios en órdenes de compra.

De acuerdo con las fuentes consultadas , el Gobierno federal enfrentó un intento de boicot de la industria, pero también de lo que al interior de los altos funcionarios se denomina “duende”: funcionarios e incluso personal médico que participa, por intereses propios, en distintos niveles de chantaje.

Sobre esto último, las fuentes detallaron que salía una orden de compra muy específica y dentro de oficinas de Gobierno eran modificadas para adquirir medicamentos viejos de las farmacéuticas o bien cantidades exorbitantes de alguno cuya compra no estaba siquiera justificada.

El caso de la farmacéutica Pisa es el que tiene más ocupado al Gobierno federal en este momento, aunque no es el único. Se tiene conocimiento que la escasez de metotrexato, medicamento que se usa para la mezclas oncológicas, fue provocada. La misma empresa tenía guardadas 17 mil dosis que no puso en el mercado para ejercer presión contra el Gobierno de López Obrador.

El Gobierno federal también investiga a Pisa porque los dos casos de abril y mayo de este año revelan que la empresa no cumple con estándares sanitarios, pero que además tiene preponderancia en el mercado que utiliza para elevar precios y para desarticular la posibilidad de sanciones del Gobierno o de la competencia de otras empresas.

De acuerdo con las fuentes, las redes creadas por la industria dentro de distintos niveles del Gobierno le han permitido manipular las compras y además mantener poder hegemónico en el mercado. Distintas oficinas y desde varios niveles de la administración pública podrían solicitar investigaciones a las autoridades competentes para someter a varios procesos penales a esta gigante de la industria farmacéutica.

El caso de la farmacéutica Pisa es el que tiene más ocupado al Gobierno federal, aunque no es el único. Se sabe que la escasez de metotrexato, medicamento que se usa para mezclas oncológicas, fue provocada. La misma empresa tenía guardadas 17 mil dosis que no puso en el mercado para ejercer presión contra el Gobierno de López Obrador.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Fernando carrillo rodriguez
Ponganle las pera a 25 a la farmaceutica pisa por jugar con la salud de los enfermos duro con ellos
Pepe Lirio
Ya no sé a quien creerle. Vi esto en las noticias antier
Documentos en poder de Azteca Noticias muestran que el desabasto de metotrexato, para tratar el cáncer infantil, se debió a una decisión sin fundamento y no a la calidad del fármaco, como dijo la #Cofepris

https://twitter.com/AztecaNoticias/status/1179613950641442816
Recomendamos para ti

Oportunidades