Entrar
 Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Elecciones 2018
Fue un debate decepcionante y aburrido el de los candidatos a la Alcaldía, aseguraran politólogos
Para el Académico Guillermo Ibarra Escobar, los candidatos a la Alcaldía de Culicán están por debajo de la exigencia y la problemática local, y que eso se demostró en el encuentro que organizó el Instituto Estatal Electoral
Istar Meza
29/05/2018 | 10:30 PM
Compartida 1 vez
Marcar como favorita

El debate entre candidatos a la Alcaldía se convirtió en exposiciones de promesas y halagos de aspirantes que no están a la altura de las exigencias de Culiacán, aseguraron académicos y expertos en Políticas Públicas.

Para el Académico Guillermo Ibarra Escobar, los candidatos a la Alcaldía de Culicán están por debajo de la exigencia y la problemática local, y que eso se demostró en el encuentro que organizó el Instituto Estatal Electoral.

“Son una barra de candidatos mediocres, Robespierre hasta botas de las buenas dijo que le iba a dar a los policias, Estrada Ferreiro pidiendo que se cumpla la constitución y Arturo García es difícil acordarse qué dijo, no dijo nada relevante”, comentó.

Criticó que no impidieran que Jesús Valdés Palazuelos se impusiera sobre ellos y él aprovechara para recordar sus gestiones cuando estuvo en la Presidencia municipal.

“Les ganó, tiene las preferencias más altas, es el que menos daños recibió en el debate”.

“Sus opositores no pudieron sacarlo de su estrategia y finalmente se impuso sobre ellos, porque lejos de responderles, aprovechó para dar un informe de Gobierno. Utilizó el lenguaje de un priista, nunca lo pudieron parar ni lo pusieron en aprietos, hasta se dio lujo de presumir su obra pública”, dijo el investigador.

Calificó a García López y a Estrada Ferreiro como desorientados, con propuestas desequilibradas y sin consistencia.

“Carlos Arturo García parecía que estaba ausente, no está emocionalmente a la altura de la participación en un debate, es decir, no importa que no tenga mucha experiencia ni que tenga alguna preferencia alta, simplemente mostró que no tiene por qué haber estado ahí, igual que Estrada Ferreiro”, observó Ibarra Escobar.

Pese a los señalamientos entre Lizárraga y Valdés, dijo, ofrecieron un debate con algunas buenas propuestas, encaminadas a temas de salud, seguridad y educación. Sin embargo, entre sus acusaciones se perdieron las propuestas duras.

“Al margen de quién fue el mejor y quién pudo sacar mayor ventaja electoral, fueron temas que hay que considerar en una agenda; transporte, seguridad, educación, salud pública”.

 

Faltaron propuestas, aseguran

Se quedaron a deber propuestas en el debate de candidatos a la alcaldía, pues los cuatro aspirantes dejan a desear, ya que se evidenciaron carencias, habilidad discursiva y una gran capacidad para articular ideas y propuestas, coincidieron Jesús Rojas Rivera y Jacinto Pérez Gerardo.

Rojas Rivera destacó que faltaron propuestas, sobre todo en el tema de servicios públicos, ya que hay mucha necesidad de servicios públicos en Culiacán.

Dijo que el tema de desarrollo urbano también quedó fuera y en el caso del tema de las vialidades, fue tocado “apenitas” de cómo una ciudad colapsa en cuanto una vía se tapa.

Señaló que los temas que son de mucho interés para los ciudadanos no se enfocaron, pues si bien se tocó el tema de seguridad ciertamente con amplitud, pero nada más se dieron cifras.

El politólogo señaló Jesús Valdez evadió hablar sobre la responsabilidad que le corresponde, no de los delitos de alto impacto porque se entiende que esos son de otra índole, pero sí lo que le corresponde en materia de robo a casa habitación, robo a vehículos y cosas que él podía prevenir y no ha prevenido.

“Fue un debate aburrido, que no flechó mucho a las personas que lo estaban viendo y creo que los candidatos dejaron a desear”, criticó.

Rojas Rivera dijo el partido más repudiado por los sinaloenses según las encuestas, salió avante y consideró no se le alcanzaron a tumbar puntos, cosa que al final es difícil de entender.

Explicó los debates son ejercicios que permiten a las oposiciones o candidatos que están fuera del ejercicio de Gobierno, bajarle puntos a aquellos que están en el ejercicio de gobierno.

Dijo que en este debate los ataques de la oposición no llegaron si quiera a incomodar al candidato que busca la reelección.

Detalló la oposición va y se inclina en contra de la demagogia del candidato priísta; por la experiencia el candidato priísta se basa en su demagogia, pero no se escuchan buenas sus propuestas, aunque al final articula un poco mejor que los demás.

Dijo Estrada Ferreiro desvariando como siempre; Arturo García corto de ideas y sobrado de tiempo; en tanto a Robespiere Lizárraga sin contundencia, atado a sus funciones como regidor, pues mucho de lo que aprobó fue en parte de la administración de Jesús Valdez, por lo que la crítica se vuelve inconsistente.

En tanto, el consultor político, Jacinto Pérez Gerardo todos los candidatos quedaron a deber, pues faltaron propuestas por mencionar.

Dijo Jesús Estrada Ferreiro se dedicó a la crítica fácil y al final exigió que de lo que le acusaran le dieran pruebas, pero él nunca ofreció una sola prueba de lo que decía.

“Se vio ignorante de la Ley al decir que estuvo en el ayuntamiento repartiendo propaganda y que lo quieren denunciar, sería justo que lo denunciaran, porque es una violación a la Ley”, advirtió.

Consideró que Robespiere Lizárraga tuvo un buen desempeño, pues se vio que hizo lo que debía, llevaba gráficas, pero se vio muy al estilo Ricardo Anaya.

Dijo que Jesús Valdez tenía cierta ventaja por su experiencia de Gobierno, pero se puede destacar que no cayó en las provocaciones ni de Robespiere, ni de Estada Ferreiro, y se dedicó a las réplicas.

“No ha atacar, ni ha desmentir lo que decían los otros, sino a presentar propuestas, y creo que eso está bien, aunque ciertamente lo decía Estrada Ferreiro algunos queremos ver sangre, queremos ver que se ataquen, pero no cayó en ese juego Jesús Valdez y le beneficia”, advirtió.

En tanto a Carlos Arturo García dijo, no tuvo ni una participación destacada, pues se dedicó en buena parte a coincidir con unos y con otros, se dedicó a pedir el voto y no tuvo el formato suficiente.

El consultor político considera, Culiacán tiene muchos problemas concretos, pero lo que pasó con las propuestas que los candidatos presentaron es que eran coincidentes entre sí.

“Creo que habría que, no solo dejar una propuesta, sino señalar cómo se va a resolver y cómo se va a desarrollar esa propuesta”, señaló.

Criticó es muy bonito decir “bueno, se va a hacer esto y esto otro”, pero si no se tiene la base presupuestal, de dónde se entra el dinero, queda solo en palabras.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades