Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Gasolineros le dicen a AMLO que no son delincuentes
La compañía extranjera Shell asegura que sólo le ganan al litro de gasolina 10 centavos
Noroeste / Redacción
16/04/2019 | 11:47 AM
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

La Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) aseguró que los precios de los combustibles (gasolinas y diésel) están directamente ligados a los del mercado internacional, los cuales en el primer trimestre de 2019 han registado incrementos de hasta 50 por ciento.

A través de un comunicado, la Onexpo indicó que existen instrumentos disponibles para informar al público la ubicación y los precios, mismos que son de gran utilidad para transparentar el mercado, pero es conveniente se incluyan otras variables que influyen en la decisión de compra, como las calidades del producto, la imagen de las instalaciones y la promoción, entre otras.

Los gasolineros estimaron que los aumentos registrados durante los primeros tres meses del presente año configuran, incluso, una tendencia de igual o mayor volatilidad en lo que resta del año. Por lo que reiteró su disposición y compromiso para impulsar la transformación de las estaciones de servicio con procesos de capacitación y de eficiencia administrativa que generen ahorros trasladables al precio al público.

La Onexpo recordó que desde enero de 2017 el mercado mexicano de gasolinas y diésel registra diferencias regionales en los precios por los impactos de la logística de suministro, que comprende costos de almacenamiento, distribución y transporte, entre otros.

"Onexpo Nacional reconoce una vez más la disposición al diálogo y a la oportuna retroalimentación manifestada por la SHCP, incluso en aspectos como el efecto reciente que ha tenido el transporte final (de última milla) en los precios, superior incluso a la inflación. Los gastos financieros, de operación, administrativos y regulatorios que inciden también en el precio final", señaló.

Los gasolineros coincidieron con el presidente Andrés Manuel López Obrador, sobre su confianza en los mecanismos regulatorios del propio mercado, y no en los precios determinados por decreto, los cuales han demostrado su profunda inconveniencia económica y social, e inhibido la inversión indispensable en proyectos de infraestructura.

Ayer lunes, Pablo Gónzalez Córdova, presidente de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas), dijo que el Gobierno Federal miente si dice que ellos son culpables de que los precios de las gasolinas no hayan bajado, pese a estímulos, porque éste se define a través del precio internacional de la molécula.

"Los aumentos a las gasolinas no se van a tener porque dependen del precio que es fijado a nivel internacional", precisó el empresario. "No somos delincuentes, somos empresarios responsables. El fenómeno es un internacional aumento de gasolina, no es de nosotros", afirmó.

"Ha sido una mala información de que 1.50 nos lo quedamos nosotros. No es para lo que subió que antes se compraba a 10 pesos mexicanos un litro en Estados Unidos, hoy se está comprando dos pesos más caro y ese 1.50 se cobra menos impuesto, pero cuesta más caro", abundó González Córdova.

"Está aumentando el monto del estímulo fiscal, que es lo que no se cobra de impuesto, pero eso no implica que el gasolinero se quede con ellos, lo que está subiendo es el precio de la molécula con que se compra a Pemex y le pedimos a Andrés [Manuel López Obrador] que le orden a Pemex Transformación Industrial y a la Comisión Reguladora de Energía que fijen el precio menor, para que nosotros lo podamos considerar", señaló.

Por su parte, la multinacional Royal Dutch Shell, quien apareció en el listado del Gobierno de México como la que vende más caro, tanto la gasolina Magna como la Premium, aseguró que sus precios "son consistentes" con su oferta de valor al cliente.

La empresa anglo neerlandesa de hidrocarburos dijo que sus combustibles son de la más alta calidad y destacó también que su infraestructura es "segura, limpia y eficiente", con un servicio personalizado; productos de calidad en tiendas de conveniencia, así como personal capacitado y bien remunerado.

"Los precios de los combustibles de la marca Shell son consistentes con nuestra oferta de valor al cliente: combustibles de la más alta calidad desarrollados a partir de intensos procesos de investigación y desarrollo en los que la empresa invierte más de mil millones de dólares al año y que son desarrollados de la mano de nuestro socio estratégico, Scuderia Ferrari", dijo la multinacional.

Shell detalló, también, que el precio del combustible se compone por el costo de la molécula, la logística y la distribución que representa entre 60 y 65 por ciento; así como los impuestos, que son entre 25 o 30 por ciento; y que el margen de utilidad asciende hasta en un 10 por ciento que se divide entre el comercializador y el distribuidor.

La multinacional de hidrocarburos abundó que aunque se ha registrado una reducción en el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS), el incremento en el precio del crudo ha erosionado el impacto del gravamen en el precio final de los combustibles.

"Al iniciar el 2019, el precio de la mezcla mexicana de petróleo fue de 43.65 dólares por barril, mientras que, para el 12 de abril, éste se ubicó en los 63.59 dólares por barril. Al ser este el insumo indispensable para producir gasolina, los precios de la molécula se ven automáticamente impactados", indicó Shell.

La empresa anglo neerlandesa recalcó que sus gasolineras representan solo 1 por ciento del total de estaciones de servicio en el país, y que por ello no son un actor preponderante que pueda impactar de manera decisiva en los precios de venta al público.

LA POSTURA DEL GOBIERNO FEDERAL

En la conferencia matutina de ayer lunes, el presidente López Obrador, junto con la titular de la Secretaría de Energía, Rocío Nahle García, dio a conocer la lista de las gasolineras que venden más caros y más baratos los diferentes combustibles.

LA MAGNA: Los precios más caros se reportaron en Shell que vendió del 6 al 12 de abril a 20.23 el litro de magna, seguida de G500 y FullGas que vendieron en 19.89; Exxon Móbil que vendió en 19.87, Total con 19.86, y Repsol con 19.82. La más económica en esa semana fue Petro Seven, que vendió en 18.74 pesos. Pemex se encuentra en un precio intermedio con 19.51 pesos por litro.

LA PREMIUM: Durante la misma semana, también Shell vendió en el precio más caros con 21.61 pesos por litro en promedio, seguida de Walmart que vendió en 21.24, OxxoGas en 21.20, FullGas en 21.10, G500 en 21.06, y Exxon Móbil en 21.03. La más barata fue Petro Seven con un precio de 20.35 y Pemex vendió en 20.81.

EL DIÉSEL: En la misa semana, Walmart vendió a 21.75 pesos por litro el diésel, lo que la puso como la más cara. El precio más barato lo dio Rendichicas con 20.54 pesos promedio de diésel, y Pemex vendió en 21.28 el litro.

Sin embargo, la mañana de este martes, el mandatario nacional reculó, y señaló que los datos sobre el quién es quién es los precios de las gasolinas que exhibieron ayer tienen como fuente la Comisión Reguladora de Energía (CRE), además de que reconoció que puede que haya problemas de actualización en la información, que dijo, se corregirá.

"Se procuró que la fuente fuera una entidad autónoma. Puede ser que haya habido problemas de actualización, se va a a corregir y se va a mejorar el informe, que se va a presentar todos los lunes [...] La información de que la Shell es la que estaba vendiendo más cara es de la CRE y se puede constatar", recalcó López Obrador.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades