Entrar
 Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
El cardumen que colapsó el Tiburonario de Mazatlán
Hay intocables y la justicia no es pareja, dicen Higuera y Felton sobre colapso de Tiburonario
Ambos ex alcaldes de Mazatlán advierten que los involucrados en la obra del tiburonario, hay funcionarios que están 'como si nada'
Sheila Arias
08/05/2018
Compartida 11 veces
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

A más de un año del colapso del Tiburonario de Mazatlán sí hay intocables en la investigación, el caso es político y la justicia no es “pareja”, en eso coinciden los ex alcaldes panistas Alejandro Higuera Osuna y Carlos Felton González, los únicos castigados en una cadena de 30 ex servidores públicos que intervinieron en alguna de las distintas etapas de la obra, de 2010 a 2016.

“Hay oscuridad sí, no se ventiló o no se conoció públicamente este tema, lo que sí sé, lo quiero precisar, que cuando yo recibo el Gobierno municipal en 2011 mandamos a hacer un estudio topográfico”, dice Higuera.

“El estudio arrojó que, desde su construcción original, no se hicieron las cosas bien, bajo esa situación el proyecto inició, sin un estudio de mecánica de suelo, el origen fue toda la falla del Tiburonario eso podría ser una de las líneas”.

Esto luego de que Noroeste publicó ayer una investigación de InnDaga, unidad de investigación e innovación periodística, sobre la obra y su fracaso, el fracaso, y el colapso del Tiburonario de Mazatlán, que representó un desperdició de cerca de 80 millones de pesos del Erario.

En esta, 30 ex funcionarios y servidores públicos de distintas administraciones públicas participaron en algún grado de responsabilidad, pero la mayoría no ha sido llamado a cuentas, entre ellos Abraham Velázquez Iribe y José Luis Sevilla Suárez Peredo, secretarios de Obras Pública del Estado en las administraciones de Jesús Aguilar Padilla y Mario López Valdez, respectivamente. Ellos licitaron y firmaron contratos.

Para Higuera Osuna el caso tiene dos hipótesis: fallas de origen en la obra civil que no soportaron el peso, lo que habría llevado llevó al colapso por una maniobra interna de la pecera.

 

-¿Hay intocables entonces?

Bastantes y están tranquilos, andan sin problema.

 

Felton González, quien recibió el Tiburonario en su última etapa y se encargó de inaugurar la obra 38 días antes del colapso, está concentrado en su defensa por la inhabilitación para ocupar cargos públicos.

Lo que sí reconoce es que el tiburonario lo recibió avanzado con posibilidades de abrirlo, como se los indicó un estudio. Y reiteró que la responsabilidad recae en el Gobierno de Malova.

"Es de conocimiento público, la razón hay grabaciones, hay testimonios, la gente no tienen duda de que el cristal se rompió porque dos buzos estaban tratando de retirar un sello que lleva el acrílico en la orilla para que el agua no se filtre hacia afuera (usaron) herramienta de taladro submarino, un cincel. En la grabación de los videos se escuchan los golpes y fueron los que ocasionaron que los acrílicos colapsara", aseguró.

Esas pruebas, afirmó, las tiene y las presentará en su defensa.

Y reitera que, en este caso, no tiene responsabilidad.

 

INVESTIGACIÓN: El cardumen que colapsó el Tiburonario de Mazatlán

 

 

Sé un buen ciudadano
Suscríbete al boletín Front News y recibe las noticias más importantes en tu correo todos los días.
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades