Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Reporte de Idealease
Huyen transportistas de las carreteras por inseguridad
Aunque ha bajado la incidencia delictiva en carreteras de Sinaloa y el noroeste de México, en regiones de Veracruz, Puebla, Tamaulipas y el Bajío pocos se atreven a trabajar en el autotransporte de carga
Sibely Cañedo
17/04/2019 | 11:36 AM
Marcar como favorita
Foto: Cortesía

El miedo se ha convertido en un factor que afecta la economía en México. Y esto ha sido palpable en el autotransporte de carga, ya que por motivo de la inseguridad en carreteras, las compañías de logística y transportes batallan para encontrar operadores, quienes prefieren renunciar a completar una entrega en zonas de riesgo, más en horarios nocturnos.

Ángel Adrián Martínez Revilla, director comercial de Idealease, comenta que éste es un fenómeno que tiende a encarecer los productos y servicios en las zonas donde se ha focalizado la violencia, como Puebla (en los límites con Tlaxcala), Tamaulipas, Estado de México y el Bajío, donde hace tres días la Cruz Roja de Salamanca suspendió sus servicios de emergencia, luego de que un comando armado interceptó la ambulancia que trasladaba a un lesionado por arma de fuego.

“Lo mismo pasa en las zonas peligrosas... Cuando hay traslados en esas zonas la gente no quiere trabajar”, explicó el ejecutivo de una de las redes de transporte de carga más grandes del país con 400 unidades.

De hecho, apuntó, estos cuatro estados concentran el 80 por ciento de los 29 robos totales que sufrió la empresa en 2018. Por el contrario, la que se ha mantenido con baja incidencia de robos y asaltos ha sido la región noroeste —donde se ubican Sinaloa, Sonora y la península de Baja California—.

En los estados con focos rojos, esto ha significado una afectación a la actividad productiva, puesto que la falta de operadores se suma al incremento en el gasto operativo del traslado de mercancías, que ya de por sí es afectado con el alto costo de los combustibles, que representa el 30 por ciento de su estructura de costos.

“México se mueve por carretera, al no contar con un ferrocarril como otros países para el traslado de sus productos”, añadió Martínez Revilla.

El encontrar un chofer se ha convertido en toda una odisea en la industria del autotransporte.

Es un trabajo de riesgo no sólo por la acción de los criminales, sino por las inclemencias del tiempo y largas jornadas en carretera, por lo cual la escasez de operadores es un tema que se resiente en todo el país.

“Además está el tema familiar, pues un chofer que tiene que hacer un circuito de quince o más días hace que un conductor tenga problemas con la familia, por eso se han elevado los sueldos”, admite el directivo.

En este aspecto, Ángel Martínez indicó que algunos de sus clientes se han visto obligados a cancelar algunas rutas o traslados por este motivo. El problema se agrava cuando se trata de transportar material peligroso, como la gasolina o el diesel.

Por esto fue que el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció 30 mil pesos mensuales a los conductores de pipas de gasolina, cuando hubo que combatir el llamado huachicoleo, recordó.

Esta problemática ha obligado a los transportistas a aplicar tecnología para la optimización del uso de combustible, y para la geolocalización de las unidades, a través de la telemetría, a través de sistemas que arrojan información del uso de los motores y de la ubicación en tiempo real de todos los vehículos. Aun así no se han frenado los asaltos.

El sector en números

Este sector representa el 3.25 por ciento del PIB nacional. De acuerdo con estadísticas de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), aproximadamente 6 millones de familias en México dependen directamente indirectamente de esta actividad, que tan solo en 2017 movilizó 674 millones de toneladas a nivel nacional e internacional.

Entre estas se encuentra, el 62% de las exportaciones procedentes de México, que tienen su destino en los Estados Unidos de América.

Ese mismo año, el autotransporte de carga prestó servicio a 71 ramas de la actividad económica. Actualmente, opera con 496 mil 057 vehículos motores para el movimiento de la economía nacional.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades