Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
José José merece una jubilación, dice el actor que desde hoy, por Netflix, personifica al Príncipe
La serie relatará la vida de uno de los cantantes más emblemáticos de México desde la gloria al ocaso, cuando perdió la voz y su carrera en pos de malas decisiones, malos managers y relaciones tóxicas
Sinembargo.MX
31/05/2018 | 11:09 PM
Marcar como favorita
Foto: Tomada de Youtube

Ciudad de México, 1 de junio (SinEmbargo).- ¿Quién quisiera meterse en la voz y en la piel de José José, el máximo ídolo de la canción popular en México? La responsabilidad recayó en Alejandro de la Madrid, de 41 años, que también estuvo en El señor de los cielos y que ahora, un poco descansado, un poco sorprendido, espera a ver qué dice la gente que el viernes, por Netflix, vea José José, el príncipe de la canción.

La serie es biográfica, mexicano-estadounidense, dirigida por Carlos Villegas y Diego Mejía.

Tiene 60 capítulos, no va a ser un coser y cantar verla, y entre otros actores, se encuentran Damián Alcázar (padre de José José), Rosa María Bianchi (la madre) e Itatí Cantoral, una de las esposas.

Alejandro de la Madrid tiene más de 25 años de trayectoria en cine, televisión y teatro. Sus primeros trabajos se remontan a personajes en los melodramas Soñadoras, Locura de amor y Amigas y rivales.

En su paso por la pantalla grande ha participado en las películas Qué le dijiste a Dios y Cuatro lunas.

–Este personaje es muy bueno para el actor, pero también es intimidante,

–Bueno, lo que hice fue abordarlo y lo primero que te pasa es un terror horrible. Obviamente era una gran oportunidad que había que aprovecharla, pero también me daba muchísimo miedo. Era complicado pensar que era un personaje sobre todo muy querido por la gente. Iba a haber una comparación, iba a haber un juicio para ver qué ibas a hacer, yo tuve la fortuna de tener a José José muy cerquita durante todo el proceso. De hacer ciertos acuerdos para que él estuviera tranquilo acerca de lo que se iba a contar y quedamos en el acuerdo de hacer una interpretación, más allá de hacer una imitación barata o burlarnos de su vida o de algún problema físico que tuviera. Me sentí muy acompañado por parte de él, me dejó una gran guía y sobre todo fue un apoyo increíble. Siempre estuvo conmigo, diciéndome: ‘esta escena te quedó padrísima, la otra escena está increíble’, eso me ayudó mucho para no sentirme tan presionado, porque obviamente la impresión general era complicada. Todo el mundo opina sobre el personaje que le pertenece al público y dicen cosas como: ‘no caminaba así’ o que ‘no decía tal o cual cosa’. Creo que fui muy afortunado y yo le aposté a la actuación, a transformar ese personaje de toda una vida, con tantos capítulos, con muchas etapas; fue una gran bendición para un actor hacer de José José.

–Hay un amigo que dice que tendría que tener una jubilación del Estado, para que no tuviera problemas económicos ahora, tanto que ha dado él…

–Creo que en México, además de ser el intérprete más importante, nos deja canciones que han trascendido generaciones y lo sigue haciendo. Efectivamente, contando y descubriendo cosas de su historia, por el abuso, por las malas decisiones, por los contratos, no ha sido una persona que al final de su vida tenga la tranquilidad del dinero. Creo que cuando uno piensa en la vejez o en un retiro, nos gustaría pensar que vamos a estar tranquilos. Él se merece una jubilación, este país lo ama y deberíamos mirar a los artistas que nos han dejado tan bien parados en todo el mundo. La música de José José se escucha en todos lados.

–¿Tú cantas?

–Sí canto, pero jamás me hubiera atrevido a hacer la voz de José José. Lo que se buscaba era que la gente descubriera sus canciones a través de su voz, nos prestaron algunas de sus canciones, no todas, porque son muchas, pero se pudo hacer un recopilado de canciones que acompañan a toda la serie, a toda la historia.

–Estaba pensando en Marco de la O (“El Chapo”), en Diego Boneta (Luis Miguel) y en ti… ¿has compartido cosas con ellos?

–No, he visto algunas entrevistas de Diego, he visto su trabajo y lo que enseguida noto es el gran trabajo atrás que hay. Yo tuve un entrenamiento con diferentes personas que me ayudaron a colocar la voz que tuviera un lugar para que sonara parecida, hacer diferentes cosas para que la gente entrara en esta convención de que soy José. De rasgos parecidos tengo algunos, había un proceso de caracterización para ganar cosas, pero creo que llegamos a un momento en que el propio José estaba muy contento. Se acordaba de cuando él estaba joven, de cuando cantó en el patio, a quién conoció, de los discos más importantes, de sus cenas más importantes, la verdad es que fue un viaje muy bonito.

–¿Cómo viste el guión?

–Son 60 episodios, es una teleserie, un formato como era una telenovela antes, para que tengan de aquí a diciembre para poderla ver. En la vida de José José había mucho para contar. La historia se basa en un libro que él escribió, fueron demasiados pasajes, desde la infancia, desde donde viene, sus discos, se quedaron cortos. La historia se quedó en el 2006.

–Cuéntame un poco del libro, sus mujeres, sus problemas con el alcohol…

–Es un libro que él escribió, evidentemente hay historias que se cuidan para que no todo sea una adicción y para engrandecer su música. Se habla mucho de su vida personal, de las relaciones que tuvo y al final él dice: Me perdono a mí mismo por no haber aprendido a decir que no. Y en eso se basa un poco la historia. No aprendió a decir que no a los malos managers, a las malas mujeres, al alcohol, a la droga. Verán en la serie muy claramente sus adicciones, no escondemos eso, no es una serie en que nos cuidamos, contamos las cosas tal cual cómo son. Pero creo que el libro habla mucho de su infancia, de su historia con su padre, que era un gran cantante de ópera, de su madre era una pianista increíble…

–Él viene de un hogar dedicado a la música.

–Sí, totalmente. Era un padre alcohólico, con una historia muy difícil de infancia, pero con un gusto musical muy delicado, pues José José escuchó música toda la vida. Hay una parte en que él termina en un callejón, con unos vagabundos, tomando, con ganas de morirse y lo llevan a rescatar, ahí suceden varias cosas, porque permanecer en eso debe de ser algo complicado.

–Uno ve el resultado, pero no ve el trabajo, ¿cómo ha sido la filmación, quiénes son los otros actores?

–Itatí Cantoral es la primera esposa; la primera novia es Lucero, interpretada por Danna Paola; María Fernanda Yepes, una actriz colombiana, hace de Anel, y después Sarita, que es la última esposa, es Malillany Marín. Están Mauricio Isaac, Alejandro Calva, Ricardo Polanco, Axel Arenas… Fue un elencazo, la verdad, siempre estuve acompañado de gente muy padre, que van representando en diferentes etapas. A mí me iban cambiando los elencos, de acuerdo a la etapa que representaba de la vida de José.

–¿Se encuentra con algunos cantantes?

–Tiene muchos encuentros con diferentes cantantes, algunos dúos, una escena muy importante dentro de la serie es con Frank Sinatra, que era un cantante muy interesado en la carrera de José José. A Frank Sinatra le parecía que él era el mejor cantante que hubiera tenido el mundo y hubieran hecho cosas juntos, pero por asuntos de contrato no fue posible.

–Tú interpretas a un cantante que va de la gloria al ocaso.

–Representarlo obviamente para uno que está haciendo miles de escenas al día, es un trabajo duro que hay que tener como mucho centro para no caer en esos hoyos. Al final hay muchas escenas de depresión y todo eso te confronta, porque al final te das cuenta de que una persona de tener una herramienta tan poderosa, tan bonita, de repente la pierde. De verdad, ya no puede cantar, una de las cosas que más le gustaba hacer.

–Ahora se estrena su serie y él está separándose…¿has hablado con él recientemente?

–Yo tuve una buena relación mientras él estuvo en México. Ya cuando se lo llevaron a los Estados Unidos he perdido todo contacto. A partir de que se lo llevaron para Miami, ya no supe nada de él. Siento un cariño muy particular por él, siempre lo he visto con mucha fortaleza, es un tipo encantador, un tipo inocente, muy enfocado en lo que había sido merced a su talento y a su carrera. Confío en que él va a estar bien. Sé lo fuerte que es y está en el lugar correcto en el que quiere estar.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades