Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Jurado debate por segundo día si El Chapo es culpable o inocente
Si al menos uno de los jurados no está de acuerdo con el veredicto del resto del panel en alguno de los 10 cargos de narcotráfico, lavado de dinero y armas, se declararía juicio nulo
noroeste.com
05/02/2019 | 10:05 AM
Marcar como favorita

Los miembros del jurado del juicio de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias el Chapo, comenzaron este martes el segundo día de deliberaciones para lograr, por unanimidad, un veredicto sobre la culpabilidad o no del capo sinaloense.

Sin embargo, no se sabe cuánto tardarán para decidir el futuro de Guzmán Loera, análisis que podría durar varios días. Si al menos uno de los jurados no está de acuerdo con el veredicto del resto del panel en alguno de los 10 cargos de narcotráfico, lavado de dinero y armas, se declararía juicio nulo.

Si eso ocurre, el Chapo evadiría el enjuiciamiento, pero es posible, según lo recordó Univisión, que al capo sinaloense le esperen otros procesos judiciales en su contra que se han presentado en Illinois, California, Florida, Texas y Arizona.

Ayer lunes, el juez Brian Cogan comenzó a dar instrucciones al jurado a las 10:18 horas (tiempo local), haciendo hincapié en que el acusado no estaba obligado a declarar a su favor, un derecho que se reservó el lunes pasado. “A un acusado criminal nunca se le exige que demuestre que es inocente”, señaló el magistrado.

El Chapo es acusado de 10 cargos y 27 violaciones incluido el ser líder del Cártel de Sinaloa, así como de tráfico de cientos de toneladas de cocaína, heroína, metanfetaminas y marihuana a Estados Unidos, a lo largo de 25 años, así como de lavado de dinero y posesión de armas de fuego.

Antes de dar a los miembros del jurado las instrucciones y especificaciones que deben cumplir al deliberar sobre el caso -mismas que duraron casi 3 horas-, el juez Brian M. Cogan quiso asegurarse de que no habían leído o escuchado ningún “artículo ofensivo o sospechoso” relativo al proceso.

El magistrado se refería a un documento clasificado de la Fiscalía, divulgado el pasado fin de semana, que cita a uno de los 14 testigos cooperantes, el exnarcotraficante colombiano Alexander Cifuentes Villa, diciendo que el Chapo drogaba y violaba a adolescentes de apenas 13 años, a las que consideraba sus “vitaminas” para mantenerse joven.

Sin embargo, Cifuentes Villa no mencionó nada sobre este tema durante los cuatro días en los que prestó testimonio, y los miembros del jurado, que tienen prohibido leer sobre el juicio en los medios o redes sociales, no pueden tener en cuenta dicha información para condenar al capo sinaloense.

Tras interrogar a los jurados, el juez Cogan decidió que el juicio podía continuar como estaba previsto. “Yo no tengo opinión sobre el veredicto al que deben llegar […] No tengo perro en esta pelea”, les dijo el magistrado.

Tras menos de dos horas de deliberaciones, el jurado ya tenía cuatro preguntas para el juez Cogan. La primera fue si la “guerra contra las drogas”, como la que el Cártel de Sinaloa tuvo contra sus rivales, puede ser considerada un crimen de narcotráfico, “con específica referencia al delito de uso de armas de fuego”.

Tras una discusión entre la defensa del capo y la Fiscalía, el juez Cogan respondió que solo pueden considerar el cargo de uso de armas si encuentran que el acusado es culpable de alguno de estos otros cuatro delitos:

A) integrar una empresa criminal para traficar drogas

B) conspiración internacional para distribuir cocaína, heroína, metanfetaminas y marihuana

C) conspiración para importan cocaína

D) conspiración para distribuir cocaína

El magistrado señaló que al considerar la culpabilidad del Chapo en estos cuatro delitos, los miembros del jurado “pueden si quieren considerar pruebas de una guerra de drogas” y cualquier otra que estimen necesaria.

El jurado también quería saber si la efedrina es considerada una metanfetamina -es un componente-, sin embargo el juez Cogan no respondió y les dijo que estudiaran lo que se ha dicho en el juicio al respecto.

Los miembros del jurado también pidieron una copia del veredicto para cada jurado, lo que el juez Cogan sí les concedió, además de que preguntaron cuándo recibirán las pruebas fotográficas, a lo que el magistrado respondió que pronto.

Por su parte, el Chapo, llegó a la sala 8D vestido de traje oscuro, camisa gris y corbata, mientras que su esposa, Emma Coronel Aispuro, llegó a la Corte Federal en la tarde, vistiendo una chaqueta de paño negro, botas de plataforma de gamuza negra y una bufanda color mostaza.

Al entrar a la sala 8D de la Corte Federal, saludó con un fuerte abrazo a sus tres abogados: Jeffrey Lichtman, Eduardo Balarezo y William Púrpura, sabiendo que era la última jornada de un proceso que se remonta a hace más de dos años, cuando fue extraditado.

El capo sinaloense miró constantemente al jurado popular, muy atento a todo el procedimiento y comentando con sus abogados todo lo que se decía, como si necesitara aclaraciones sobre qué iba a pasar y cuáles son los siguientes pasos.

Después de que el jurado fuera enviado a deliberar, apareció en la sala 8D de la Corte Federal, el fiscal general interino de Estados Unidos, Matthew Whitaker, quien saludó uno por uno a los fiscales que estuvieron encargados del caso.

Al ser preguntado si estaba contento por el equipo del gobierno, Whitaker respondió con un escueto “sí”. Mientras tanto el Chapo se retiraba a las celdas del edificio de la Corte Federal, donde esperó a que los miembros jurado popular deliberan.

Durante sus alegatos finales, el abogado defensor, Jeffrey Lichtman, pidió al jurado no condenar al acusado en base a “mentiras” de testigos cooperantes que son “basura”. También aseguró que todo el proceso es una “farsa”, ya que el verdadero jefe del Cártel de Sinaloa es Ismael Zambada García, alias el Mayo, quien nunca pasó un día en la cárcel.

Por su parte, la Fiscalía solicitó al los miembros del jurado que no permita que el acusado vuelva a escapar. “No lo dejen escapar de su responsabilidad […] ¡Hállenlo culpable de todos los cargos!”, pidió la fiscal Andrea Goldbarg.

Durante el juicio, el gobierno presentó a 56 testigos y supuestas pruebas de la culpabilidad del capo sinaloense, incluidas llamadas telefónicas entre el Chapo y sus socios -que fueron interceptadas-, así coml conversaciones con Guzmán Loera grabadas a escondidas.

En tiempos de incertidumbre, informarte bien es prioridad

En Noroeste estamos concentrados en informarte con precisión, oportunidad y verificación sobre los impactos sanitarios y económicos del Covid-19 en Sinaloa y México.

Es por ello que todos los contenidos relacionados con ese tema será abiertos a todo el mundo gracias a nuestros anunciantes y suscriptores. Si quieres apoyarnos, te invitamos a suscribirte aquí:

Noroeste Premium


INFORME COVID-19

Visita nuestra sección especial sobre Covid-19 actualizada en tiempo real - Ir a sección

Suscríbete a nuestro newsletter diario "Informe Covid-19"

Suscríbete a nuestro servicio de Noticias por Whatsapp en este número: 6674318521
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades