Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Kate del Castillo sigue siendo La reina
La serie de la Reina del Sur dio pie al auge de las narcoseries en México; hoy inicia su segunda temporada
Noroeste / Redacción
22/04/2019 | 12:08 AM
Marcar como favorita
Foto: Google

Producciones como La reina del sur han comprobado que las historias de narcos venden.

De acuerdo a información difundida por El Universal en su portal de internet, a raíz del estreno de su primera temporada en 2011 —que alcanzó una audiencia de más de 2 millones de espectadores— la serie de Telemundo fue la punta de lanza para el nacimiento de otras como El señor de los cielos y Narcos.

La trama, basada en la novela homónima de Arturo Pérez-Reverte, llevó a Kate del Castillo a convertirse en Teresa Mendoza, una mexicana que forja su imperio de drogas ganándose el apodo que da título al show, que hoy regresa con su segunda temporada.

Para los protagonistas, el proyecto signicó no sólo un antecedente en la forma de ver televisión en Estados Unidos al batir récords con un programa en español, también el retratar un mundo que está ahí.

“A mí no me gusta nada el término (narcoseries) pero entiendo que hasta que no deje de ser una realidad la gente no va a dejar de estar interesada en conocer las historias que tenemos día a día”, sentencia Del Castillo en entrevista.

“Para mí Teresa Mendoza representa esa parte de la sociedad mexicana que se quiere defender de la narcopolítica, una realidad que la rebasa. Mi personaje es casi una metáfora de la sociedad que intenta salvarse a sí misma”, comenta.

Kate del Castillo comparte que en estos años ha crecido a la par de Teresa, sufriendo por diferentes situaciones pero a la vez disfrutando y aprendiendo.

“Por lo que amo este personaje es por lo que me han dicho las mujeres que se me han acercado: cómo las ha cambiado y cómo gracias a ella ya no se dejan de sus maridos o que las ninguneen, o que tienen esa mujer adentro, esa mujer guerrera que muchas veces por cómo vivimos en esta sociedad no nos dejan o nos cuesta trabajo sacarla por miedo o miles de prejuicios.

“Teresa Mendoza se podría dedicar a lo que fuera, lo bonito de ella es el personaje que es y cómo después de cada tragedia sale más fuerte pero no deja de amar, de ser mujer, ser protectora, sin embargo está en un mundo que no pidió vivir”, relata Kate.

La actriz hace una diferencia entre la historia de La reina del sur de otras que versan en la misma línea al estar basada en una documentación real. Al igual que Del Castillo, el antagonista, Humberto Zurita, destaca el trabajo que hay detrás.

“Es una investigación periodística hecha por Arturo Pérez-Reverte en aquellos tiempos en que la escribió. Hizo una investigación muy interesante sobre acontecimientos verdaderos, reales, creo que esa es la gran diferencia de esta serie”.

Para esta nueva etapa, Zurita regresa como Epifanio Vargas, un narcotracante que ahora se lanza a la candidatura para ser presidente de la República.

“Son personas corruptas que tienen poder y que son delincuentes de cuello blanco. Ahí fue donde dije: ‘chin, qué padre, voy a interpretar a un personaje que tiene mucho que ver con la realidad y la actualidad de mi país y de lo que está ocurriendo en casi toda Latinoamérica”, reconoce Zurita.

La reina como referente. A ocho años de su estreno, el medio del entretenimiento ha cambiado.

El público actual ya sabe lo que son las historias de narcos. Como si se tratara de un legado, en los años posteriores han llegado títulos como Señora Acero (2014), en donde vemos a otra mujer fuerte en ascenso en un mundo de crimen.

El señor de los cielos, lanzada en 2013 con Rafael Amaya como protagonista —quien compartió créditos con Kate en La reina del sur— presentó al narcotracante mexicano Aurelio Casillas (basado en el personaje real de Amado Carrillo), un hombre con poder cuyo apodo se debe a la cantidad de aviones que tiene y en los que transporta sus mercancías.

El éxito se ha traducido en seis temporadas al aire, transmitidas de 2013 a 2018, y premios como el Emmy internacional y Tu mundo.

Más títulos como Narcos y Narcos México de Netflix se suman a la tendencia, la primera ambientada en los años 90 y que retrata la lucha contra el narcotráco en Colombia, con Pablo Escobar como eje de la historia.

Para Humberto Zurita sólo hay una forma de definirlo: “Antes de la serie de Pablo Escobar salió La reina del sur. Es el inicio de este género”.

Defienden a La reina. No es una apología del mal, aseguran los actores con respecto a las críticas.

“Es todo lo contrario, exponer estas situaciones, este tipo de personajes que son dañinos para la sociedad y que podamos realmente erradicar esa violencia y todo el mal que le pueden hacer a un país”, dice Humberto Zurita.

“Nosotros no estamos haciendo una apología del mal, estamos de alguna manera denunciándolo, poniéndolo ahí, exponiéndolo para que la gente se dé cuenta de que esas cosas nunca te van a llevar a buen término, al contrario”.

El actor ve a Epifanio como esos delincuentes que quedan impunes frente a sus delitos y que la sociedad debe limpiar de cualquier país.

“Hay que erradicar este mal, la corrupción de nuestros países, votar por candidatos que nos lleven de verdad a un buen puerto”.

 

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Recomendamos para ti

Oportunidades