Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
SEGURIDAD ESCOLAR
La comunicación es la protección más importante
Laura López y Jazmín Barrientos, psicólogas del Instituto Jean Piaget aseguran que el acompañamiento de los padres, protege a los niños y jóvenes de los ataques del mundo globalizado
Nelly Sánchez
20/02/2020 | 4:04 PM
Marcar como favorita
Foto: Roberto Armenta

La comunicación en la familia es el factor de protección numero uno en contra de las conductas de riesgo de los adolescentes, aseguraron Laura López López y Jazmín Barrientos Cristerna, psicólogas de preparatoria y secundaria, respectivamente, del Instituto Jean Piaget.

"Un joven que se siente amado, que se siente valioso para sus papás, no va a querer generar daño ni dañarse a sí mismo", destacó López.

"Si el sabe que puede compartir con su mamá y con su papá lo que a él le pase, le duela, y que va a recibir consejo, acompañamiento y comprensión, tendrá un escudo protector, una coraza, pues sabe que no está solo y eso le permite salir adelante de estos ataques que está recibiendo de este mundo globalizado".

La especialista en Terapia Familiar aseguró que hoy en día los jóvenes tienen acceso a mucha información, pero no la madurez para procesarla.

"Y como papá al estar pendiente de qué hace tu hijo, cuánto tiempo está ante los dispositivos electrónicos, te da las herramientas para intervenir de manera preventiva", dijo.

"A veces los adolescentes mandan señales, pero no las ves porque tienes mucho trabajo, ponen comentarios como que se sienten solos, que la vida es esto, cuestionan muchas cosas, pero es después, cuando ocurre la situación, cuando rompió reglas, cuando tiene sanción de la escuela, es cuando el papá reacciona".

La comunicación, aseguró, es la herramienta para apoyar a los hijos, prevenir situaciones de riesgo, ayudarles antes de que se compliquen situaciones que puedan convertirse en trastornos.

Desde la infancia, agregó, los papás pueden detectar las señales que están avisando que el niño necesita de su intervención y acompañamiento, como son la frustración, los berrinches, la poca tolerancia, conductas desafiantes o que no respeten autoridad de los padres.

"Como papá puedes intervenir al enseñar al niño la empatía, manejo de la asertividad, hablar del respecto al otro, identificar sus emociones, en todo momento se requiere acompañamiento".

 

La corrección debe ser fraterna

 

Barrientos Cristerna comentó que a veces los adolescentes tienen comportamientos que los adultos consideran que son propios de la edad y muchas veces no es así.

"Como padres nos toca ser mediadores para corregir y tenemos que tener cuidado en cómo vamos a sancionar, porque sancionar es parte de la formación que estamos dando, pero dejarles claro que no lo sancionamos como persona, porque luego se vuelve un enojo o coraje, la corrección debe ser fraterna", apuntó.

"Se trata de sancionar los malos comportamientos y no a él como persona, porque como persona tiene dignidad, valores y una forma de crianza y los comportamientos van a raíz de otras influencias".

La psicóloga, con maestría en Matrimonio y Familia, explicó que cuando se aborda una situación en medio de la misma, siempre hay emociones que impiden ver las cosas con claridad.

"Un papá que ve a un hijo haciendo algo malo, va a actuar conforme a la ira, el enojo del momento, la sanción en ese momento puede ser mayor incluso a lo que realmente hizo, o muchas veces minimizamos. Lo primero es analizar la situación como adulto y ver qué es y cómo voy a sancionar".

La edad de conflicto

Las psicólogas coincidieron que la psicología se ha visto rebasada y que algo que se espera que podría ser propio de un adolescente, ya se ve en los niños. Entonces, el acompañamiento de los padres con los hijos, debe ser siempre.

"No hay que esperar a que lleguen a la adolescencia, hay que actuar con prevención, desde el embarazo, que se involucre el papá, todo empieza con las palabras que nos decimos, cómo las decimos, es parte fundamental de cómo va a ser la persona en el futuro", manifestó Barrientos.

El ser humano, en cualquier etapa en la que esté, tiene derecho de ser tratado bien y tratar bien a los demás.

Rosario González, directora general del Instituto Jean Piaget, aseguró que cuando hay una buena comunicación en la familia, ayuda a que el niño o adolescente tenga mayores posibilidades de tomar buenas decisiones.

"Para iniciar una buena comunicación los papás se tienen que preparar, ponerse de acuerdo y trabajar en equipo, llegar a acuerdos de cómo educar y tener reglas claras, el respeto es fundamental".

 

RECOMENDACIONES

La psicóloga Laura López hizo algunas recomendaciones:

- Que haya comunicación y se establezcan reglas y límites.

- Estar muy presentes en la vida de sus hijos, pendientes en la forma que ellos se expresan, cómo se manifiestan en los dibujos, los mensajes que ponen en las hojas de cuadernos.

- Cuidar los tiempos que están frente a los aparatos electrónicos.

- Propiciar momentos de convivencia familiar, comer sin aparatos, practicar juegos de mesa, tener convivencia cara a cara.

- Cuando pase tiempo con el hijo, dejar el celular, estar cien por ciento con él.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades