Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Columna
La Fórmula de la Felicidad: ¿Viviendo o sobreviviendo?
Las reacciones de un individuo ante entornos opuestos
Óscar García
13/04/2019 | 11:11 AM
Marcar como favorita

Las columnas pasadas conversamos de la importancia de la inteligencia emocional en nuestras vidas, así como de la inquietud cuando observamos nuestros comportamientos y vemos que somos incapaces de una correcta interpretación de la emoción en nuestras vidas.

Aceptar que lo más importante en el cómo me comporto es la búsqueda de un equilibrio entre las emociones que vivo y las que sobrevivo, emociones no deseadas que forzan su aceptación.

Viene a mi mente un modelo denominado de la ampliación y construcción, de la doctora Barbara Fredrickson, en el que fundamenta que “las emociones positivas y los estados afectivos relacionados con ellas se vinculan en una ampliación de las posibilidades de la atención, la cognición y la acción, y a una mejora de los recursos físicos, intelectuales y sociales de la persona”.

Buscando una aplicación sencilla, utilizo un ejemplo que nos puede suceder: imagina que estás caminando, cruzas una calle oscura, solo una lámpara muy tenue ilumina el angosto camino, estás en un barrio considerado como el más peligroso de la ciudad; ¿a qué velocidad atravesarías ese trecho de camino? ¿En dónde estarían colocados tus sentidos? ¿Serías capaz de observar el entorno completo?

Ahora, cambiamos la situación y estás en la ciudad considerada como la más segura del mundo, en un parque lleno de árboles, flores, obras de arte, en un clima maravilloso, un día iluminado, un ambiente mágico. Te pido por favor te hagas las mismas preguntas: ¿a qué velocidad atravesarías ese espacio de camino? ¿En dónde estarían colocados tus sentidos al caminar por ese bello parque? ¿Qué serías capaz de observar del entorno?

Analiza tus respuestas, compáralas, de seguro podrás encontrar diferencias claras entre los comportamientos del primer ambiente y el segundo. Así es, las emociones que el ambiente mismo propicia, son diferentes y te regalan una mirada diferente. En la primera escena, seguramente el miedo es la emoción que prevalece y con él, nuestro comportamiento urgente para salir de ese lugar; los sentidos se agudizaron, se prendieron las alarmas y tu espíritu de supervivencia entró al rescate. Se generó una fuerza que te hizo correr a la velocidad nunca esperada, posiblemente tus músculos se tensaron y tu mirada estaba centrada en cómo salir de esta situación a la brevedad. Era todo un reto observar qué más existía en el entorno. La emoción no deseada era un bloqueador de oportunidades.

En la segunda situación, quizá decidiste caminar despacio, disfrutar cada uno de los espacios, detenerte y admirar cada obra de arte, cada detalle que rodea el trecho de sendero, tus músculos relajados, las emociones positivas como la alegría y el asombro, presentes. En algún momento aparece el agradecimiento por la oportunidad de conocer un lugar como ese, podemos enumerar muchos momentos que te brindan una mirada más optimista del mundo y de tu vida.

Intuitivamente, podemos concluir que las emociones positivas nos ayudan a levantar el ánimo, a sonreír. Suceden con frecuencia cuando estamos acompañados de personas que queremos, con las que somos afines. ¿Podemos sentir emociones negativas cuando experimentamos emociones positivas? ¿Pueden suceder los dos tipos de emociones al mismo tiempo?

Lo que busca demostrar, el modelo de la ampliación y construcción, es que las emociones positivas cambian nuestra percepción del mundo. Ayudándonos a experimentar una percepción más amplia de lo que nos sucede desde un nivel cognitivo, brindándonos la oportunidad de ver más posibilidades, comportarnos más creativos, incluso, mejorando la habilidad para establecer relaciones conceptuales.

Existen más beneficios de vivir positivamente:

1 Aumentar nuestra resiliencia, esa capacidad que nos permite superar mejor la adversidad.

2 Estudios recientes muestran que con las emociones positivas, podemos tener una mejor recuperación cardiovascular después de vivir una situación de estrés.

3 También está demostrado que nos desenvolvemos mejor en la vida laboral y en la académica, obteniendo mejores resultados.

Mi conclusión es muy sencilla: vivir es aprender a descubrir las cosas positivas hasta de los momentos de mayor afectividad negativa de nuestra vida; sobrevivir es caminar esperando qué nos depara el destino, sin aplicar ninguna herramienta que nos permita desplazarnos a momentos llenos de esperanza, alegría y fe.

Te deseo muchos momentos positivos para que vivas este periodo de descanso con motivo de la Semana Mayor. Seguimos en contacto en mi página Oscar García Coach.

En tiempos de incertidumbre, informarte bien es prioridad

En Noroeste estamos concentrados en informarte con precisión, oportunidad y verificación sobre los impactos sanitarios y económicos del Covid-19 en Sinaloa y México.

Es por ello que todos los contenidos relacionados con ese tema será abiertos a todo el mundo gracias a nuestros anunciantes y suscriptores. Si quieres apoyarnos, te invitamos a suscribirte aquí:

Noroeste Premium


INFORME COVID-19

Visita nuestra sección especial sobre Covid-19 actualizada en tiempo real - Ir a sección

Suscríbete a nuestro newsletter diario "Informe Covid-19"

Suscríbete a nuestro servicio de Noticias por Whatsapp en este número: 6674318521
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades