Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
La histórica cumbre entre Donald Trump y Kim Jong-un inicia con un apretón de manos
A la Cumbre entre ambos mandatarios acudieron cerca de 2 mil 500 periodistas
noroeste.com
11/06/2018 | 7:32 PM
Marcar como favorita

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, se dieron la mano al arribar al hotel Capella de la isla Sentosa, en Singapur, donde arrancó la histórica cumbre entre ambos mandatarios.

 

Durante la reunión, Trump y Jong-Un discutirán los "amplios y profundos puntos de vista sobre el tema del establecimiento de las nuevas relaciones entre Estados Unidos-Corea del Norte", así como la construcción de "un mecanismo de mantenimiento de una paz permanente y duradera en la península coreana".

Además de "la desnuclearización de la península de Corea y otros asuntos de interés mutuo, como lo exige el cambio de era", según adelantó la Agencia Telegráfica Central de Corea (KCNA, por sus siglas en inglés).

A la Cumbre entre ambos mandatarios acudieron cerca de 2 mil 500 periodistas. Además, alrededor de 5 mil policías y personal de emergencia se encuentran de servicio durante el histórico evento internacional.

El primero en aterrizar en la pequeña ciudad-Estado asiática, fue el mandatario norcoreano, el pasado 10 de junio, escoltado por un gran convoy, que se desplazó en limusina para entrevistarse con el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong.

"El mundo entero tiene la vista puesta en la histórica cumbre entre Corea del Norte y Estados Unidos y gracias a sus sinceros esfuerzos [...] pudimos completar la preparación para la histórica cumbre", dijo Kim Jong-Un a Lee Hsien Loong.

Durante una visita nocturna a lugares emblemáticos de la ciudad, el mandatario norcoreano se mostró impresionado por el nivel de desarrollo económico de Singapur y se dijo dispuesto a "aprender" de dicho país asiático.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llegó horas más tarde a Singapur, donde se reunió con el primer ministro del país anfitrión.

Antes de salir rumbo a Singapur desde Canadá, Trump aseguró que sabrá "desde el primer minuto" si Kim Jong-un habla "en serio" sobre la paz en la península de Corea, y advirtió que si sintiera que la cumbre no funciona "no perderá el tiempo".

En un tuit publicado horas antes de la cumbre, el mandatario estadounidense afirmó que "pronto sabremos si un acuerdo real, a diferencia de los del pasado, puede tener lugar o no".

-Con información de RT.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades