Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
ATAQUES A PERIODISTAS
La justicia es tardía: después de un año del asesinato de Javier Valdez solo hay una persona detenida
Griselda Triana, la viuda del periodista, advierte que no se puede asegurar por ahora que el caso esté resuelto
Marcos Vizcarra
14/05/2018
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

Hace 12 meses asesinaron a Javier Valdez Cárdenas. Fue alrededor de las 12:00 horas del día cuando recién salía del semanario Ríodoce. Un grupo de hombres le cerró el paso, lo bajó de su vehículo y le disparó en al menos 12 ocasiones.

Hoy se tiene a una persona detenida por ese delito. Su nombre es Heriberto, originario del poblado San Javier, en San Ignacio. A él lo culpan de ser una de las tres personas que participaron de forma material en el ataque al periodista.

Sin embargo, para Griselda Triana, esposa de Javier, aunque a Heriberto se le vinculó a proceso penal, aún no se puede declarar que el caso está resuelto. Y menos porque aún no se tiene definido quién o quiénes ordenaron su ejecución.

En este año han pasado muchas cosas, ustedes lo saben igual que nosotros la familia, que ha sido un año muy difícil, de mucha tristeza, de mucha emoción, de mucha frustración y sobre todo porque los resultados son mínimos”, indicó.

“Son mínimos porque hay personas implicadas, pero es un proceso que apenas inicia, entonces mientras no se esclarezca por completo, mientras no se ejecuten todas las órdenes de aprehensión y mientras no se demuestren que efectivamente estas personas son responsables y que, además también hay autores intelectuales, mientras no haya todas estas cuestiones resueltas pues no podemos hablar de justicia”.

La detención de Heriberto ocurrió apenas el 24 de abril, según informó Renato Sales Heredia, Comisionado Nacional de Seguridad en un twit, en Tijuana, Baja California, donde Heriberto residía para trabajar como obrero de construcción.

En la audiencia inicial, en la que se le vinculó en proceso, se estableció que Heriberto participó junto con otras dos personas de nombre Juan Francisco y Luis Idelfonso.

De acuerdo con el Semanario Ríodoce, Juan Francisco fue detenido en Baja California por el delito de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército y Fuerzas Armadas, pero aún no se le vincula por el crimen de Javier.

Sobre Luis Idelfonso, el semanario indicó que él fue asesinado septiembre pasado.

El caso fue tomado por la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión, que catalogó el asesinato como un hecho que sucedió por represalias en contra de Valdez Cárdenas sobre su actividad periodística.

Griselda Triana señaló que hasta hoy no se puede decir que ya se obtuvo justicia por el caso, porque no se tiene aún la historia completa del asesinato es decir, por qué y quién e mandó asesinar.

“La justicia no puede ser lenta, y menos para quienes han sido asesinados en la forma en que lo hicieron como con Javier”, señaló.

“A un periodista que asesinan por hacer su trabajo y a cualquier víctima inocente de este país, que la justicia sea tan tardía no ayuda en nada”.

Hasta el momento, la FEADLE indicó que la causa del asesinato fue por su labor periodística y que por ello se ofreció como pago una pistola con vistas plateadas y con las caras de Dámaso López Núñez y Dámaso López Serrano pintadas en la base del arma.

Sin embargo, en la información que se dio por la Fiscalía para vincular a proceso a Heriberto, no se mencionó quién o quiénes pudieron haber dado la orden.

 

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades