La necesidad obligó a don Óscar Robles a entrarle a la pepena
De oficio cocinero en barcos camaroneros, don Óscar saca provecho de los desechos mientras espera salir a le pesca
Verenice Peraza  -  10 Septiembre 2018 | 13:25:00

MAZATLÁN._ Si de pepena se trata, don Óscar Robles Chávez dice que la necesidad lo ha hecho un experto.

Y es que él es marinero y año con año se embarca como cocinero en los camaroneros que salen vía a la pesca. Este año no será la excepción.

Sin embargo, la larga veda y la falta de apoyos económicos lo han convertido en un pepenador en fraccionamientos como Valle Dorado y el Infonavit Alarcón, así como en el Infonavit Jabalíes.

Aunque “se echa sus vueltas” al Parque Bonfil todos los días después de las 10 de la mañana, de las 5:00 a las 9:00 horas se dedica a la búsqueda de metales y toda clase de artículos a los que él no puede llamar basura.

“La gente, como se cree con dinero, tira desodorantes de medio uso, ropa que aún no está vieja o rota solo porque ya se la vieron, además de toda clase de artículos que para nosotros los que pepenamos, es dinero”, explicó.

Tan solo hoy ya vendió 475 pesos de bronce, cobre, aluminio y estaño.

“Con ese dinero voy a pagar la luz y compraré comida”, destacó.

Pese a que hoy debe ir al barco “a reportarse”, sigue urgando entre la basura.

Y es que en una de las bolsas encontró los calcetines que tanto necesita.

Para don Óscar dejó de oler feo la basura.

“Le diré que ni siquiera me da el olor a la basura, pasa la gente y me pregunta cómo le hago para no oler la hediondez, yo les contesto que ya ni siquiera la huelo”.

En la jaba que lleva atada a su bicicleta va colocando todo lo que a él le sirve.

Cuando menos piensa ya abrió una docena de enormes bolsas negras y urgó en ellas.

Entre restos de comida, rollo de papel e incluso toallas sanitarias, saca un par de rastrillos de acero que no usará él, sino que aplastará y sumará a los kilos de acero que venderá.

“Lo que me sirve en lo personal me lo llevo, pero no los rastrillos, esos son muy personales, aunque a mí me sirven, son dinero para mi”, agregó.