Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
COLUMNA
LA RUTA DEL PALADAR: ¿Quién me compra una naranja para mi consolación?
.
Julio Bernal
18/10/2019
Marcar como favorita
Foto: Cortesía

Mientras usted imagina la posibilidad de tener este manjar en la boca, quiero decirle que estoy atacado. A tal nivel de impacto, que tras la conclusión de que ya no contaré con horno ni quemadores en los próximos meses, corrí a la cocina y como loco hice los arreglos para éste que fue mi último pastel.

No podía ser de otra manera, tenía que aprovechar el tiempo, temeroso de que -de súbito-, se aparecieran los de la tienda y me dejaran como huésped de casa del estudiante, esto es, con la parrillita que pienso utilizar mientras amaina la borrasca, porque los de la tienda, de que van a aparecer, eso que ni qué, y vendrán días en que quizá hasta pegue el arrancón al súper de la esquina, en plan de, oiga, véndame una maruchan. Pero no vaya usted a pensar que por mala paga.

Sucedió que me enfadé. Sucedió que el domingo pasado el termómetro de mi ánimo personal subió a nivel de cansancio, de ya no puedo más, cuando descubrí que las baguettes que estaba horneando jamás iban a contar con la temperatura adecuada, para lograr la costra crujiente. Y entonces me puse a darle a la tecla, redacté un correo electrónico con todas las de la ley del hartazgo y se lo envié a todo cuanto directivo (de la marca de la estufa) que pude hallar por internet, anunciando un ultimátum, la cosa de que no era justo que estuviera pagando un artículo carísimo, para que no funcionara bien. Y al amanecer del lunes había un técnico en mi puerta. Que vamos a checar, dijo.

Y checó y se portó a la altura: redactó un documento legal de devolución, al constatar que tenía una falla de 23 grados centígrados. Y él mismo me contó sobre una estufa con un horno infalible, pero con un precio desorbitante. Y mientras sueño con el deseo de poseerla, sólo tendré una parrillita para cocinar, en pobrecito. Y entonces, en plan de aprovechar antes de que vengan por ella, fue que como loco me puse a hornear esta delicia de pastel gourmet de zanahoria, con el toque del jengibre confitado, más un topping de crema espesa que pareciera de betún clásico, pero en realidad es una mezcla de mascarpone, queso crema, azúcar glass, vainilla y crema para batir. En cada bocado, el paladar baila con los tropiezos alegres de la zanahoria rallada, las chispas de arándanos humedecidos, los trocitos de jengibre y el perfume de la canela. Es un deleite espectacular.

Si a usted se le antoja, le juro por mis muertos más frescos que no es complicado preparar dicho pastel, excepto que carezca del ingrediente principal: pasión por la cocina. Es cierto que no faltan establecimientos donde venden postres deliciosos, pero no hay nada más placentero que las preparaciones caseras, la relación amorosa con cada componente de la receta. Podría, incluso, no elaborar la crema y degustar sólo el pan con una buena taza de café; pero si lo que desea es lucirse con la familia y con las amistades, créame que lo va a lograr, porque se trata de un pastel de zanahoria totalmente gourmet, con una fiesta de sabores extraordinaria.

Y por mí no se detenga, al fin y al cabo que todos somos cómplices en la vida. Lo que quiero decir, y le digo, es que, si me pide la receta, yo se la mando. Y en mientras tanto, como reza un poema: ¿quién me compra una naranja para mi consolación? Escríbame: contacto@al100xsinaloa.com

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades