Entrar
 Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
La vida después de Alondra y Melanie
Las madres y familias de las menores que fueron asesinadas en distintos hechos en Mazatlán, comparten el dolor y exigen justicia
Fernanda Magallanes
15/09/2018 | 6:37 PM
Compartida 70 veces
Marcar como favorita
Foto: Fernanda Magallanes

MAZATLÁN._ El dolor más fuerte para una familia es perder a uno de sus miembros, sobre todo cuando se trata de una hija, de una hermana, así han llevado su vida las mamás de Alondra y Melanie, dos menores de edad que fueron asesinadas durante el 2017 y que hasta el momento no han podido dejar de pedir justicia.

Ambas familias, a pesar de que los hechos ocurrieron en distintos tiempos y en distintos lugares, comparten el dolor, sienten vulnerabilidad pero sobre todo, tienen sed de justicia.

La mamá de Alondra espera que el responsable de la muerte de su hija sea sentenciado.

Alondra fue asesinada hace aproximadamente 1 año 4 meses en la Avenida Manuel J. Clouthier, en el fraccionamiento Lomas de San Jorge, ella fue víctima de violencia en el noviazgo, su pareja la atacó y con ella al bebé que esperaba. Tiempo después, la madre de Alondra tuvo que salir de su casa, en Lomas del Ébano, sus hijos recibieron ayuda psicológica y hasta el momento no resuelven el caso de su hija.

“Es muy doloroso, mi madre (abuela de Alondra) tiempo después falleció de depresión, mis hijos sufren, fueron a terapias psicológicas, nos salimos de nuestra casa porque todo nos recordaba a ella, pero aquí sigo y busco que al culpable le den más de 30 años de prisión, por ella y por el bebé”, comentó.

El dolor le permanece en la mirada, pero es fuerte, dice que la justicia se va a lograr y que el asesino de su hija será condenado, pero la incertidumbre le gana, los trámites burocráticos han sido muchos, el cansancio le gana.

La madre de Melanie saca algunas lágrimas, la menor no logró conocer a su hermano, el cual tiene pocos meses de vida, aún no puede creer que su hija no le esté sonriendo.

La madre de Melanie espera que el proceso que llevan por el homicidio de la menor se resuelva pronto.

Melanie fue asesinada dentro de su domicilio en Pradera Dorada, era una joven estudiante de bachillerato, hija única hasta antes de su muerte, dedicada al estudio y muy cariñosa con la familia.

“Me duele, no pudo conocer a su hermano, yo estaba embarazada cuando murió y lo que pido es justicia, vivimos muy intranquilos, tuvimos que salir de nuestra casa y rentar, todo olía a ella, me la imaginaba ahí”, argumentó.

“Emocionalmente estoy muy mal, el proceso ha estado muy difícil, ella estaba conmigo en todo momento, era hija única, el estar sin ella, no es la misma estar ahí, ha sido largo el proceso, pero tengo fe en Dios y que se resuelva”, añadió.

 

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades