Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
La violencia es una expresión de la injusticia, que tiene como derivo la desigualdad: socióloga
En el taller de paz impartido por Natalia Vargas Escobar en la Casa del Maquío, la colombiana explicó que en América Latina el problema de la violencia se presenta principalmente por la desigualdad, y México no es la excepción
Antonio Olazábal
09/11/2019 | 8:44 PM
Marcar como favorita
Foto: Roberto Armenta

CULIACÁN.- La violencia en América Latina y en México se debe a la expresión de la injusticia, misma que deriva en la desigualdad, señaló Natalia Vargas Escobar.

Las colombiana experta en temas de paz impartió un taller en la Casa del Maquío, en entrevista señaló que la madre de la violencia en América Latina siempre va a ser la injusticia y la desigualdad.

"La violencia es una expresión de la injusticia, y la injusticia tiene como gran derivo, sobre todo en América Latina es la desigualdad y digamos que estos esquemas históricos de desigualdad que pueden ser raciales, de género y de clases, van a ser siempre el caldo de cultivo y el germen de la violencia", explicó.

"Reconocer esta injusticia vivida a mí manera de ver es un gran requisito para la posibilidad de una coexistencia pacífica", añadió.

La socióloga con cátedra de la Unesco en ética y cultura de la paz señaló que en América Latina, incluido México, el análisis de la violencia es el mismo, conflictos por cuestiones étnicas y desigualdad que desembocan en ciudades violentas.

"Yo soy de Bogotá, vivo en México hace 15 años, y yo veo con ciertos matices una injusticia y una desigualdad muy latinoamericana, yo creo que tiene que ver con algunos prejuicios que vienen desde la Colonia, la cuestión étnica, también somos herederos de una cultura católica, de una cierta manera de entender el papel de la mujer, de ahí vendría la desigualdad de género y también herederos de entender la estratificación por clases", mencionó.

"Yo creo que hay muchas equivalencias entre los países latinoamericanos, no creo que sea exclusivo de México, exclusivo de Colombia, creo que compartimos cuestiones, pero es más bien que creo que somos la región más desigual del mundo", añadió.

Para la activista lo primordial que se debe realizar para atacar este problema es aceptar que de una u otra manera todos hemos caído en cuestiones raciales y sesgos contra otras personas, para ella esa autocrítica es el principio de cómo se debe solucionar esta desigualdad y violencia.

"El primer paso es el reconocimiento, este momento incómodo de decir 'yo también soy parte de esta motriz cultural, yo también he sido injusto, he tenido sesgos' y reconocerlos, creo que es el primer paso para construir un trayecto hacia sociedades que puedan trascender esa violencia", subrayó.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades