Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
COLUMNA
LAS ALAS DE TITIKA: Princesas, la serie
.
María Julia Hidalgo
06/09/2020 | 1:11 PM
Marcar como favorita
Foto: Cortesía

Le dijeron que no podría, que debía permanecer al lado de alguien que la cuidara; que era una lisiada incapaz de abrirse camino en la  vida. Desoyó. Hizo maletas y se marchó; dejó a los suyos, así, sin miedo ni pesar. Su cuerpo empeoró, pero no su sonrisa. Envejeció con la dignidad de un ser enriquecido; rodeada de colores y del mundo maravilloso que recreó en sus paisajes: “pinté la vida”, dijo cuando le hicieron su primera entrevista… Su madre la dejaba sola, pequeñita; la encerraba en el baño por muchas horas. Le decía que de grande sólo serviría para entretener a los hombres. Sin embargo, la niña la quería más que a nada. Creció deseando que le hiciera una caricia; no sucedió. Se graduó con honores y ganó la beca que tanto quería. Besó a su madre y se marchó. La visitó cuantas veces pudo. No le habló nunca del daño que le hizo; sólo llegaba, se sentaba en el jardín con la anciana  y departía con ella lo hermosa que era su vida… Vivió con él pensando que ese era su destino. Callaba lo vivido. Él la humillaba, ella asumía. Justificaba. Alguien sintió su tristeza y le dijo que todos los monstruos eran iguales, que sólo debía verlo fijamente a los ojos y que, así, como una ola, éste desaparecería. Lo hizo. Respiró serena sin bajar la mirada; el monstruo se largó…

 Historias de mujeres que han navegado por la vida, que se han detenido a escuchar su propia voz, su sabiduría, que se han cuestionado su supuesto destino, que se han agotado del papel de súper poderosas. Mujeres apaciblemente camaleónicas que han decidido saltar de los altares y despojarse de su parafernalia, que se han soltado a su esencia intuitiva para recuperar lo perdido; ese universo infinito y puro que las hace sonreír.

 Personajes reales, ficticios, poderosos, vulnerables, amorosos, sensibles, frágiles, indestructibles… simplemente mujeres, simplemente Princesas, la serie. Titika ha volado con ellas para conocerlas. ¡No te la pierdas!

 Comentarios: [email protected]

¿Te gustó lo que leíste?

Si tu respuesta es sí, te invitamos a suscribirte por solo $100 pesos al mes y apoyar el periodismo que hacemos para ti con el objetivo de hacer de Sinaloa un mejor lugar para vivir. Haz click AQUÍ.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades