Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Les 'Cala' el frío en Hogar Damasco
Les 'Cala' el frío en Hogar Damasco
Luis Ángel Gómez
05/01/2008 | 00:00 AM
Marcar como favorita
El frío que se ha "adueñado" de Mazatlán, por las noches y las mañanas, ha hecho sentir su crudeza entre los más necesitados, y Hogar Damasco es uno de ellos, pues hacen falta cobijas y cubrir accesos de la casa.
En la institución residen 15 personas que no tienen familia y carecen de techo propio, y algunos de ellos son personas con impedimentos físicos, con algún trastorno mental o de edad avanzada.
"Tenemos cobijas pero no son suficientes, pues es nada más una por persona. Y la mayoría duerme en el piso. Para eso tenemos colchones de vinil, se cubre con una sábana y se arropan con la cobija, pero el piso de mosaico es muy frío, y pues se 'hacen bolas' unos con otros para aguantar", comentó María Concepción Luna, una de las personas encargadas de Hogar Damasco.
Agregó que a diario se tienen que lavar algunas cobijas porque con ellas se cubren personas que por sus condiciones físicas o mentales no se levantan en la noche para ir a orinar, y amanecen "empapados".
Mencionó que hay dos ventanas al frente de la casa que no tienen vidrios, en lo que viene a ser la sala pero está habilitada como el cuarto donde duerme doña Cuquita, una residente de 96 años a cuestas, y por esas ventanas se "cuela" el frío.
"Las ventanas del frente no tienen cristales porque no hay recursos que con qué ponerlas, y por ahí se cuela el frío a donde duerme doña Cuquita en su cama, y las otras personas que se acuestan en el piso a pasar la noche", amplió.
Pero con alegría y satisfacción dijo que desde este jueves ya cuentan con una regadera eléctrica en el baño de abajo, y al menos ya disponen de agua caliente para la ducha, y tienen voluntarios que ayudan a bañar a los residentes que presentan alguna discapacidad.
Ante la difícil situación que enfrentan con el extremoso clima que está viviendo el puerto, externó que tiene esperanza que el Alcalde, Jorge Abel López Sánchez, les dé el apoyo que en dos reuniones que sostuvieron con él les prometió, pues de llegar más personas desamparadas, a quienes nunca cierran sus puertas, necesitarán más cobijas.
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades