Lesiones de raíz nerviosa - Noroeste
Periódico Noroeste
24 de Mayo de 2018  •  Edición impresa Edición de hoy  •  36º
Buscar
null
>
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Medicina del Deporte
Lesiones de raíz nerviosa
Amigo lector de Noroeste, ¿cuántas veces nos quejamos de malestar en columna y se nos “entumen” los brazos o las piernas, pudiendo llegar hasta los dedos...
Dr. Epifanio Castañeda Labra
05/02/2018 | 5:00 PM
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

Amigo lector de Noroeste, ¿cuántas veces nos quejamos de malestar en columna y se nos “entumen” los brazos o las piernas, pudiendo llegar hasta los dedos, muchas veces sin causa aparente? Esto puede deberse a una lesión a nivel de raíz nerviosa con irradiación hasta los dedos, ya sea de los pies o las manos. Ésta lesión puede ser traumática o secundaria a enfermedades que dañen la estructura de la columna.

En los daños de extremidad superior, se basa en el hecho de que los efectos de las alteraciones en la base cervical (nuca) de la columna. Los problemas de la médula espinal de las raíces nerviosas que salen de ella, pueden manifestarse en la extremidad como debilidad o anomalía muscular, disminución de la sensación y problemas de los reflejos.

La distribución de los hallazgos neurológicos depende del nivel afectado. Cuando se sospecha que exista lesión de médula o raíz nerviosa a columna cervical, es importante el realizar un examen neurológico minucioso de la extremidad afectada, para así realizar el diagnóstico de la lesión nerviosa. Para corroborar el diagnóstico es necesario indicar estudios de gabinete como la resonancia.

En los diferentes deportes, las actividades de la vida diaria, el estrés y los diferentes factores que vive el individuo, pueden desencadenar contracturas, provocando en primera intención “protección”, pero si esta “protección” no se trata de manera adecuada, puede provocar que la columna cervical sufra de alteraciones en la fisiología de su función, lo que lleva a daños que repercuten en la raíz nerviosa, lo cual afectaría las estructuras que éstas inerven, por ejemplo, el deportista que en su disciplina tiene que mover o utilizar la columna cervical para o como parte de la realización de su actividad deportiva (futbol soccer, futbol americano, judo, etc.) pueden dañar la estructura cervical para microtraumatismos o traumatismos agudos. Esto provoca dolores en la zona de la nuca, pero como se “acostumbran” al dolor, posteriormente este daño “acumulado” (principalmente después de la tercera década) se hará más notorio, ya que éste puede evolucionar incapacidad cervical, la cual no cede con tratamiento conservador (fisiatría, aines, etc.), recurriendo a la cirugía, aunque los resultados en raras ocasiones son satisfactorios, no obstante, para la vida diaria son buenos, pero la calidad de la misma es baja en porcentaje.

En todo individuo, sea deportista o no, al sufrir una lesión en columna cervical, siempre se tiene que realizar un examen muscular, para así determinar que raíz nerviosa es la lesionada y sea el neurólogo su médico.

epical_med@hotmail.com

Sé un buen ciudadano
Suscríbete al boletín Front News y recibe las noticias más importantes en tu correo todos los días.
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..