Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Llevan los Reyes Magos alegría a niños
Pequeños de Concordia recibieron regalos de Reyes.
Leticia Salazar
08/01/2008 | 00:00 AM
Marcar como favorita
CONCORDIA._ Gracias a los lectores de Noroeste, los hermanos Labrador Cabrera, los hermanos Baeza Leyva y los dos hermanitos Baeza Lugo, pudieron disfrutar del juguete deseado en el Día de Reyes.
En cada uno de los rostros de los niños se observaba la felicidad y emoción porque los Reyes Magos les trajeron su regalo como en el caso de Paula Labrador Cabrera, de 10 años, que al momento de ver su bicicleta corrió por sus tres hermanos.
Juan José se emocionó con su carro y sus animalitos, Sarahí con su Barbie y Diana con otro juguete.
"Muchas gracias porque es la primera vez que tengo una bicicleta", dice Paula destilando alegría mientras se paseaba.
El segundo punto de los Reyes fue la casa de la familia Baeza Lugo, donde los niños corrieron para ver qué les habían traído.
El primero en preguntar fue José Álvaro.
"Yo le pedí a los Reyes un balón de futbol", decía a cada rato el pequeño de 4 años quien lo recibió con gusto.
Su hermana Rosalinda estaba feliz por su muñeca y veía con atención cada uno de sus juguetes.
Al llegar con los hermanos Baeza Leyva la emoción los invadió al saber que habían llegado los Reyes Magos a su hogar.
Alejandra, Claudia y Yolanda salieron de inmediato y recibieron unas muñecas, mientras que Gustavo y Ricardo unos carros y un balón de futbol.
"Yo pedí lo que sea", señala Gustavo, quien no creía que todos los juguetes eran para ellos.
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades