Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
De la opacidad a la falla estructural
Lo que se temía... truena el Tiburonario
Cuestionada obra que duró casi seis años, y con un costo cinco veces más alto de lo previsto, revienta al romperse uno de los acrílicos de la pecera a apenas un mes de ser inaugurada
Sheila Arias
02/02/2017 | 03:00 AM
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

MAZATLÁN._ Lo que se advirtió, sucedió...

 

El tiburonario colapsó ayer al fisurarse un acrílico de soporte que lleva al cuarto de máquinas, miles de litros de agua de mar comenzaron a fugarse por las redes subterráneas inundando prácticamente toda la parte frontal del Acuario y sus alrededores.

 

 

 

Inaugurado apenas el pasado 23 de diciembre por el entonces Alcalde Carlos Felton y el Secretario de Obras Públicas del Estado de ese entonces, José Luis Sevilla Peredo, la gran pecera tronó ayer alrededor de las 18:00 horas.

 

Construido en el frente del Acuario Mazatlán, en medio de cuestionamientos y polémica por la opacidad con que se manejó la obra, así como su tardanza y sus fallas en la construcción, el tiburonario no resistió ni el mes y medio de ser abierto al público.

 

 

 

Cuando se presentó la fisura e inició la fuga ya no había adentro visitantes, pero sí trabajadores en el Acuario, los cuales fueron evacuados de las instalaciones.

 

Elementos de Protección Civil, Bomberos y policías municipales acudieron a la zona, la cual fue acordonada momentos más tarde, mientras el agua corría por toda la Avenida de Los Deportes y las especies marinas en la pecera sufrían la baja en el nivel del líquido en la pecera.

 

El accidente alertó a todo el gabinete municipal, y el Alcalde Fernando Pucheta Sánchez llegó pocos minutos después al lugar, donde declaró que habrá consecuencias legales para los responsables de la construcción del tiburonario.

 

“Esta es una situación que indigna, se desplomó parte del acrílico, pudo haber accidentes, me indigna, siento coraje de una situación que en su momento no fue atendida; le pediré al Secretario del Ayuntamiento que se actúe de manera legal contra quien resulte responsable, esta obra fue inaugurada unos días antes de irse el ex Presidente Municipal y el ex Gobernador, creo que lo hicieron de una manera irresponsable, aseguraron que se cumplía con los requisitos de seguridad”, cuestionó Pucheta Sánchez. “Vamos a actuar en consecuencia y de manera legal.

 

“Es un acto que indigna. Se salió el agua, es una obra mal hecha que irresponsablemente entregaron las autoridades anteriores”.

 

El día de la inauguración, los últimos días de diciembre, las autoridades lo presumieron como el más importante y el más grande de América Latina, precisamente por el tamaño de los acrílicos. Ese día, el Secretario de Obras Públicas garantizó la seguridad de la obra.

 

Sin embargo, desde el 1 de enero, cuando entró esta administración y Pucheta tomó protesta a la nueva directora del Acuario, ambos constataron en un recorrido que ya se detectaban filtraciones y salitre en el tiburonario.

 

Ayer, Milay Quintero, directora del Acuario, informó que los cerca de 20 tiburones y otras especies alojados en la gran pecera dañada serán trasladados hoy a otra pecera, por recomendación de Profepa y especialistas, pero aseguró que todos los animales se encontraban a salvo.

 

Desde ayer el Acuario quedó cerrado en su totalidad por seguridad hasta la valoración de especialistas.

 

 

UN PROYECTO OPACO

 

Fechas y personajes clave en la construcción y supervisión de la obra del Tiburonario Mazatlán, una obra caracterizada por el retraso, las fallas y la opacidad en el manejo de los recursos:

 

La construcción del tiburonario inició casi al final de la gestión del Gobernador Jesús Aguilar Padilla y del Alcalde Jorge Abel López Sánchez, en el 2010. El director del Acuario era Eliézer Zúñiga, quien afirmó que la inversión total de la obra sería de 23 millones de pesos.

 

Durante toda la gestión del Alcalde Alejandro Higuera, de 2011 a 2013, y ya con Mario López Valdez como Gobernador, prácticamente no avanzó mucho la obra. El director del Acuario era Jorge del Rincón Jarero. Se detectaron fallas en la construcción y la obra empezó a registrar retrasos, así como mayor inversión.

 

En la gestión de Carlos Felton en la Alcaldía (2013-2016) y la segunda parte de Malova en la Gubernatura se detectaron fallas graves en la estructura, incluso se rehizo el cuarto de máquinas, y el costo de la obra se disparó.

 

Fue en 2013 cuando el Secretario de Obras Públicas en el estado, José Luis Sevilla Suárez Peredo, reconoció que se habían detectado anomalías en la construcción, por errores del cálculo del constructor, el arquitecto Omar Osuna Osuna.

 

En 2015, tras la salida de Del Rincón Jarero de la dirección del Acuario, entró a sustituirlo Jorge Gómez Llanos Chavarín, a quien finalmente le tocó inaugurarlo, en el último mes de la administración de Felton, reconociendo un costo final de la obra por casi 80 millones de pesos.

 

 

 

 

 

 

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades