Entrar
 Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Se une Sinaloa marcha nacional
Los buscaremos, cueste lo que cueste, el grito de las madres de desaparecidos en Sinaloa
¿Dónde están nuestros hijos?, ¿dónde están?, reclaman madres y familiares de desaparecidos
Claudia Beltrán
11/05/2018
Marcar como favorita
Foto: Roberto Armenta

"Sólo espero el momento de abrazarte otra vez", se lee en una cartulina que exhibe una señora quien toma de la mano a su pequeña hija. Su esposo, así como padre de la niña, desapareció en 2012. No se cansa de buscarlo.

Ángel García, hermano de Yosimar, el policía desaparecido el 26 de enero de 2017, encabezó el contingente de personas que buscan a sus familiares desaparecidos.

Detrás de Ángel, iba Nora, la menor Yazuri y Cristel, mamá, nieta e hija respectivamente. La señora Nora es madre de Edwin, joven que la mañana del pasado 5 de marzo salió a las tortillas y nunca regresó. Días después lo encontraron sin vida por el sector del Limón de los Ramos.

En el tercer bloque, vestido de blanco, iba Magdaleno Quintero Corrales, conocido como el "Padre Jimmy". En sus manos portó un Cristo sin cruz, ya que sólo hay picos y palas, expuso.

La Marcha por la Dignidad, cuyo objetivo es la presentación con vida de los desaparecidos y el cese a esta práctica, empezó a las 09:00 horas en la Avenida Álvaro Obregón, a un lado de Catedral.

En la manifestación, madres exigían el regreso de sus hijos. Esposas, el regreso de sus esposos y los hijos, demandaban la presencia de sus padres.

Fue una marcha pacífica. Los agentes de Tránsito, montados en sus motocicletas, se encargaron de abrirles paso, garantizarles, no únicamente seguridad, sino su libertad a la manifestación.

En el caminar hubo pase de lista de las personas desaparecidas. "Presentes, hoy y siempre", respondían en voz fuerte cuando escuchaban el nombre de la persona que desean regrese. Hubo voces quebradas, llantos.

El himno del colectivo Sabuesos Guerreras sacó de sus trabajos a las personas. En las taquerías, los trabajadores salían con sus mandiles, a escuchar, ver.

"Este 10 de Mayo no hay nada que celebrar, este 10 de Mayo, no hay nada que celebrar, las madres, aún lloran señores pero en la lucha están, buscamos a nuestros hijos, señores, y nadie nos puede parar", cantaban las mujeres.

Hubo respeto a la manifestación, solidaridad. En los semáforos los conductores tomaban fotografías del movimiento, otros, gritaban que siguieran adelante.

Los familiares exhibieron en lonas el rostro de su ser querido que desean regrese.

"Mamá, éste es tu regalo, una pala, para que busques lo más valioso que perdí, a mi padre", se leía en un papel blanco pegado en una pala, instrumento que utilizan para buscar bajo tierra cuerpos.

En un papel más, pegado en otra tabla, se leía:

"Yosimar, tu madre llora este día, no festejo, lucho por encontrar a mi hijo".

Porque vivos se los llevaron, de esa forma los quieren, clamaban durante la marcha.

"Hijo, escucha, tu madre está en la lucha", "de norte, a sur, de este a oeste, los buscaremos, cueste lo que cueste"..

Algunas madres gritaban a la gente unirse a la marcha, porque el día de mañana, un hijo de ellos, podía ser el siguiente en desaparecer.

Gritaban castigar a los culpables de la desaparición.

¿Dónde está la justicia ahora?, se escuchaba en el contingente. Está perdida y las autoridades no miran nuestra herida, respondían.

Al pasar por un restaurante de mariscos ubicado cerca de la Fiscalía, alguien mencionó que ahí desayunaba el candidato presidencial José Antonio Meade Kuribreña.

Al llegar a la Fiscalía se ofreció el micrófono para quien deseara participar. Ángel, el hermano de Yosimar, mencionó que le da mucho coraje y lástima que cuando las felicitan por el Día de las Madres, respondan no hay nada qué festejar.

Les recordó que ellas son madres, hermanas, hijas, familiares de los "tesoros" desaparecidos.

"Si dicen que no hay nada que celebrar, están muy equivocadas la verdad, estén con la frente en alto porque son mujeres, creadoras, dadoras de vida, sanadoras, son lo mejor que pueda haber".

Están muy equivocadas cuando dicen no hay nada que celebrar, enfatizó.

En la Fiscalía el "Padre Jimmy", cuestionó que el tema de los desaparecidos no estuviera en la agenda de los candidatos presidenciales.

"Ahí está Meade, desayunando, comiendo muy contento, pero este tema no lo toca".

"Hijo, escucha, tu madre está en la lucha", "de norte, a sur, de este a oeste, los buscaremos, cueste lo que cueste".

"¿Dónde está la justicia ahora? Está perdida y las autoridades no miran nuestra herida".

 

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades