Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
FARÁNDULA
Luis Miguel consumía cocaína a 14 años porque su padre le daba
Sergio Riesenberg, ex director del Festival de Viña del Mar, relata lo que vio cuando El Sol era un adolescente
Noroeste / Redacción
03/06/2018 | 5:30 PM
Compartida 11 veces
Marcar como favorita
Foto: Internet

Ahora que se estrenó la serie de Netflix sobre la vida del cantante Luis Miguel, la serie, han desempolvado detalles oscuros sobre la biografía del cantante, entre ellas una relatada por el ex director del Festival de Viña del Mar, Sergio Riesenberg, quien lanzó explosivas declaraciones sobre la estrella mexicana y la relación con su padre.

"No le pegaba, pero por Dios que le gritaba" y además aseguró: "A 13, 14 años, la edad que yo lo traje (a Viña), porque me lo habían ofrecido un año antes al festival, pero lo encontré muy chico, le daba cocaína. Lo digo responsablemente y a prueba de desmentido, (era) para estimularlo".

Riesenberg señaló que en ese mismo año y tras una discusión muy violenta entre Luis Miguel y Luisito Rey, este último dejó de representar a su hijo y ahí entra en escena un argentino que pertenecía al grupo los TNT, que fueron bastante famosos, indica vanguardia.com.mx.

"El argentino, de apellido McClure manejó comercialmente a Luis Miguel por muchos años. No lo trataba mal, pero a un niño de 14 años no puedes hacerlo trabajar en la forma que McClure hacía trabajar a Luis Miguel”, comentó Riesenberg. 

"Demasiados conciertos, viajes. Una noches estábamos comiendo con Ana María, cuando estaba casado con ella, y Luis Miguel me decía: ’Sergio, yo conozco supuestamente miles de países, he viajado por todo el mundo, pero la verdad es que solo conozco los hoteles y las meretrices que me ponen en la pieza”, recordó el ex director del festival.

Riesenberg fue quien recibió a Luis Miguel en Chile, quien ha visitado en cinco oportunidades el Festival de Viña, con su primera presentación en 1985, con solo 14 años, ya era un éxito de taquilla y fue un fenómeno.

En su primera presentación en la Quinta Vergara gatilló el fervor entre las chilenas. La chica del bikini azul fue uno de los éxitos con que conquistó al público en 1985 del anfiteatro natural de Viña del Mar, distante 120 kilómetros al norponiente de Santiago.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades