Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Marco Antonio Angulo: Persigue su sueño
Con año y medio en fuerzas básicas de Necaxa, Marco Antonio Angulo sigue avanzando en el equipo hidrocálido
Roberto Rojas
08/01/2008 | 00:00 AM
Marcar como favorita
Desde pequeño ha vivido rodeado de balones, sus ratos libres siempre los pasó en una cancha pateando una pelota y hoy más que nunca, disfruta hacer lo que más le gusta, jugar futbol.
El mochitense Marco Antonio Angulo, recuerda con alegría como se inició en el deporte de las patadas, cuando siendo apenas un niño, esperaba los fines de semana para ver jugar a su primer ídolo, su padre.
"Cuando estaba chico me gustaba mucho ir a ver jugar a mi papá y de ahí me empezó a gustar este deporte".
Angulo, señala que al vivir en una familia netamente futbolera y viendo el interés que mostraba en el deporte más popular del mundo, sus padres decidieron inscribirlo en un equipo a la corta edad de cuatro años.
"Del interés que le tomé, a los cuatro años mis padres me inscribieron en un equipo y me puse a hacer lo que realmente me gusta, estar con el balón y hasta la fecha lo sigo haciendo".
Desde sus primeras participaciones, sus entrenadores se dieron cuenta que el no era cualquier jugador, su entrega y talento natural, lo distinguían de otros compañeros, cualidades que supo utilizar en los momentos más críticos para sus equipos.
Múltiples campeonatos a nivel local, le permitieron representar en diversas ocasiones al municipio e incluso al estado, con el que a la escasa edad de 8 años, consiguió su primer campeonato nacional en la ciudad de Campeche.
Sin embargo, su crecimiento al lado de una generación de jugadores de sobrado talento, algunos de los cuales se encuentran en fuerzas básicas de distintos equipos de la primera división, no se quedaría dentro de las fronteras de nuestro país, ya que en el año 2003, representaron a México en el Danone Nations Cup, torneo internacional que ha visto nacer a jugadores de la talla de Giovani Dos Santos.
En ese verano, Angulo Álvarez, cumplió muchos de sus sueños, ya que además de representar a su país, conoció a su gran ídolo, Zinedine Zidane.
"Fue algo muy curioso, fue una casualidad, pero que sin duda sirvió para que mi sueño se hiciera realidad, porque conocí a Zidane; la traductora que iba con nosotros nos dijo que la selección francesa se encontraba en la sala de espera del aeropuerto donde estábamos nosotros y cuando escuchamos todos pues obvio que nos fuimos sobre Zidane y este empezó a correr, pero después se detuvo y nos dio autógrafos y platicó con nosotros unos instantes, al igual que toda la selección francesa".
El habilidoso jugador mochitense, tuvo a los doce años la oportunidad de firmar con un equipo de primera división, cuando en una competencia nacional, llamó la atención de los visores de los Pumas de la UNAM, sin embargo, sus padres decidieron que era demasiado pequeño para separase de ellos.
Marco Antonio, continuó cosechando triunfos en el futbol local y algunos años más adelante, decidió probarse con el que hasta entonces, era el equipo de sus amores, las Chivas Rayadas de Guadalajara.
Sin embargo, el destino no quiso que se quedara en el rebaño sagrado, pero lejos de desanimarlo, ese revés, lo alentó a seguir trabajando.
Su perseverancia rindió frutos, ya que el reconocido Director Técnico José Luis Real, quien trabajaba en esos momentos con Dorados de Culiacán, lo llamó a que participara en un encuentro y al verlo, decidió llevárselo cuando fue contratado con el cuadro de Aguascalientes.
"Cuando trabajaba el profesor José Luis Real en Dorados, le dijo a Bernardo "Chico" Bon, mi entrenador de aquí de Los Mochis, que me llevara a Culiacán a un partido y después de eso me llevó a Necaxa.
El 23 de agosto de 2006, el oriundo de la colonia Infonavit Bachomo, arribó a las instalaciones del club hidrocálido, donde fue instalado con el equipo de la quinta división.
Marco Antonio, asegura que desde su llegada a la institución, se ha sentido bienvenido, por lo que trabaja arduamente, con el objetivo de subir de categoría, lo cual ha logrado, pues en la actualidad, se encuentra en el equipo de tercera división de la zona bajío.
"Me he sentido muy bien, he estado a gusto, todo va bien gracias a Dios, parece que vamos progresando y esperamos ir por más, no hay que quedarnos estancados, hay que seguir subiendo de categoría".
Los comentarios positivos por parte de los entrenadores, lo alientan para no cesar en los entrenamientos, sin embargo, se dice consciente de que todavía le falta mucho por aprender.
"Me han dicho varias cosas, que he ido evolucionando muy bien, que mis recepciones orientadas están muy bien, que soy el mejor en algunas cosas y que tengo picardía para ir a encarar más que nada".


El mochitense, informó que la institución tiene un plan de que en un plazo aproximado de seis meses, sea ascendido al equipo de segunda división, por lo que el próximo torneo será de especial importancia para cumplir esa meta.
"Se tiene un plan para dentro de seis meses aproximadamente subir a segunda división y ojalá primero Dios se pueda dar".
Angulo Álvarez, relata que en un día normal, tiene que levantarse a las 7 de la mañana, para bañarse, alistarse y estar en el comedor a las 7 y media, ya que a las 8 y media inicia un intenso entrenamiento de tres horas y después de comer, asistir a la escuela, que es un requisito indispensable para poder jugar.
En la tercera división, los llamados hidrorayos juegan regularmente los jueves en la zona bajío, con equipos como los esmeraldas de León y Salamanca, pero una vez clasificados a la liguilla, se ven las caras con escuadras como Chivas, Atlas y Cruz Azul.
El mochitense, señaló que en el pasado torneo, fueron eliminados por el Cruz Azul en la ronda de octavos de final, pero como su edad le permitía jugar con la cuarta división, reforzó al equipo al que ayudó con 8 goles en igual número de encuentros y disputó la final ante los zorros del Atlas.
"En tercera división nos quedamos en octavos de final, nos eliminó Cruz Azul y de ahí, como daba la edad para cuarta división me bajaron y llegamos a la final, desgraciadamente la perdimos contra Atlas".
El vivir en la casa club, le ha permitido convivir con algunos jugadores de la primera división, como Kleber Boas, Hugo Rodallega y José Luis "Parejita" López entre otros, quienes siempre tienen un consejo para los jóvenes jugadores.
"Los jugadores de primera con los que tenemos trato más que nada nos dan consejos, nos alientan, nos cuentan sus experiencias, nos dicen que siempre va a haber gente que no crea en nosotros, pero a pesar de eso, que hay que responder con trabajo, que hay que vencer los obstáculos y luchar contra todo para poder cumplir nuestros sueños de jugar en primera y por que no más allá".
Marco Antonio, asegura que el futbol es su vida, por eso no cambia su comportamiento de niño, cuando sólo esperaba salir de la escuela para ponerse a jugar y reconoce que si por él fuera, no haría otra cosa que entrenar.
"El futbol para mi es mi vida, es lo que más quiero, es el siempre estar ahí con el balón, siempre seguir entrenando, perfeccionando la técnica, si por mi fuera yo entrenara todo el día y no asistiría a la escuela, pero hay que dedicarle tiempo al estudio también", comentó.
El jugador local, define al gol como la mayor alegría del futbol, en el cual se refleja el trabajo y donde se ve consolidado el sacrificio del futbolista.
Angulo Álvarez, dio a conocer que su sueño a mediano plazo es debutar en la primera división a, meta que espera cumplir en aproximadamente un año, pero para eso, tiene que enfocar su esfuerzo en ascender al equipo de la segunda división, por lo que aseguró, trabajará arduamente.
"Mi sueño a mediano plazo sería estar jugando en primera a, que esto llevaría como un año o un poco menos, pero ahorita lo principal, en lo que tengo que enfocarme es en subir a segunda, es lo primordial en estos momentos, ya de ahí se buscaría como te comentaba antes buscar la primera a, o por qué no, el equipo grande".
Tras un breve período de vacaciones, el joven prospecto mochitense, regresó al trabajo para la próxima temporada que dará inicio el 12 del presente, con el firme propósito de seguir avanzando en pos de su sueño, de primera división.

DE VIVA VOZ:
"Espero estar algún día en primera división, sería cumplir otro de mis sueños, y para ello voy a poner todo mi esfuerzo, dedicación y no pierdo las esperanzas, este es un trabajo donde estoy consciente de que tengo que ser muy perseverante y dar siempre lo mejor de mi".

"Mi sueño a mediano plazo sería estar jugando en primera a, que esto llevaría como un año o un poco menos, pero ahorita lo principal, en lo que tengo que enfocarme es en subir a segunda, es lo primordial en estos momentos".

"Un gol es una inmensa alegría, porque en el ves reflejado tu trabajo, esfuerzo y dedicación, el anotar un gol, es ver que todo tu sacrificio está consolidado y se refleja en la portería del contrario".

Marco Antonio Angulo Álvarez, futbolista.

Nombre:
-Marco Antonio Angulo Álvarez
Apodo:
-"Tocino"
Edad:
-17 años
Peso:
-60 kilos
Estatura:
-1.76 metros
Equipo:
-Necaxa de tercera división.
Camisa:
-230
Fecha de nacimiento:
-22 de mayo de 1991
Lugar de nacimiento:
-Los Mochis, Sinaloa
Padres:
-Marco Antonio Angulo y María Luisa Álvarez
Hermanos:
-Dulce María y Marco Rafael
Estudios:
-4to. Semestre de preparatoria
Institución:
-Preparatoria de Las Américas, en Aguascalientes
Ídolo:
-Zinedine Zidane.
Logros:
-9no lugar Danone Nations Cup en París
-Campeón Nacional Panditas en Campeche
-Campeón en la olimpiada Nacional en Cancún
-Segundo lugar en la olimpiada nacional de Tamaulipas
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades