Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Más allá de beneficiar, las clases a distancia retrasan el aprendizaje la niñez: madre de familia
Dejar sola a mi hija para que tome su clase, porque tengo que trabajar, es sinónimo de que no aprenderá, y este método de enseñanza no otorga ningún beneficio, señala Alma Solís
Leopoldo Medina
27/08/2020 | 5:25 PM
Marcar como favorita
Foto: Leopoldo Medina

A raíz que se dio a conocer que las clases escolares se realizarían a distancia, muchos han sido los problemas para algunos padres de familia, quienes por la falta tiempo para apoyar a sus hijos a la hora de su clase, aunado a la mala economía que limita poder solventar las necesidades tecnológicas que requieren, ven mermado el aprendizaje en los menores.

Tal es el caso de Alma Solís Santana, ella es mamá de una pequeña que recién ingresó al primer año de primaria, y para quien la modalidad de estudiar a distancia, más que una buena alternativa, ha sido una mala experiencia que ve reflejada en el estrés que vive su hija al tomar sus clases en línea.

"Debido a la pandemia tuve que cerrar mi negocio, hoy mi horario de trabajo coincide con el de mi hija cuando toma sus clases, desde ahí ya tengo problemas, no puedo estar con ella para ayudarla en lo que necesite, y no puedo hacerlo porque tengo que trabajar, tomando ella las clases sola, apoyada por la maestra", señala.

Solís Santana dice que esta modalidad para un niño es muy difícil de llevar, porque se distraen mucho, pierden la atención rápido, no trabajan, se levantan del lugar porque les cansa estar así, y si un maestro tiene a su cargo más de 20 niños, difícilmente podrá estar atento a todos a través de una pantalla.

"Dejar sola a mi hija para que tome su clase, porque tengo que trabajar es sinónimo de que no aprenderá, y este método de enseñanza no otorga ningún beneficio, en eso me doy cuenta en mi hija, quien lo que vio en clases en línea, el ciclo anterior simplemente no lo aprendió".

Un niño de primaria dijo, necesita de ese acercamiento con el maestro, contestar sus dudas, y el estar atrás de una pantalla no es la solución, por lo que ella, no visualiza hasta el momento algún beneficio con esta modalidad de enseñanza.

"A mi hija la he visto estresada, y si bien los maestros saben cómo explicar las cosas, yo no sé hacerlo, no soy maestra, no tengo esa paciencia que se necesita para enseñar, y a veces tengo que alzar la voz para que haga caso, para que se mantenga en su lugar, y haga lo que pide la maestra".

Solís Santana agradeció todo el esfuerzo que realizan cada día los maestros para impartir su clase, pero jamás será lo mismo una clase virtual, que una presencial, sobre todo en un niño.

Señaló que uno de los problemas que ella ve, es que las Secretaría de Educación Pública, no pensó en los papás que tienen que salir a trabajar, y aunque la SEPyC diga que no quiere abrir las escuelas por temor a contagios, el virus seguirá ahí, por lo que, lo único que importa es cuidarse.

"De nada sirve que las escuelas sigan cerradas, los niños no van a aprender de esta manera, se va a retrasar mucho más la educación, estudiar a distancia sirve para aquellos que ya están en niveles más altos, en los niños no", resaltó la madre de familia.

Habrá papás que tengan la posibilidad de pagar clases particulares, que refuercen lo aprendido en el niño, pero hay otros que no por la falta de una buena economía, dice.

Solís Santana destaca que una solución para los papás que tienen que salir a trabajar, es que se abran aulas especiales para los niños que en verdad necesitan la enseñanza de forma presencial, y quienes puedan tomarla en línea lo hagan.

"He sabido por amigas, y otras mamás que como yo, tenemos que salir a trabajar, deseamos que los niños tengan clases presenciales, o que las clases en línea pudieran repetirse por las tardes, cuando los papás salgan de trabajar, así habría más oportunidad de estar con ellos y ayudarlos".

Manifiesta que podrían abrirse en las escuelas grupos especiales y reducidos, siguiendo todos los protocolos, con aulas sanitizadas, lo cual esto sí sería de mucha ayuda.

"Necesitamos que nuestros hijos aprendan, si yo encuentro una escuela donde a mi hija le van a enseñar de manera presencial, yo ahí la llevo, si el próximo mes, no veo avances en mi hija en la escuela, la voy a sacar, para buscar quien le de clases presenciales, para que aprenda, y así el próximo año regrese más preparada".

Criticó que no abran las escuelas, pero sí bares, gimnasios, y otros sectores, o que se permita que se creen grupos de tareas, por parte de maestras, donde reúnen hasta 20 niños en una casa, pero no en un aula de la escuela.

"Urgen que se abran ya las escuelas, no es posible que todo esté abierto ya, y las escuelas no, si hay gente que no desea enviar a sus hijos a la escuela, que no lo hagan, que las tomen en línea, pero habemos otros que requerimos que las clases vuelvan a la normalidad, siguiendo todos los protocolos de seguridad, esto sí es un tema urgente, la educación es importante, y se está dejando para lo último.

 

¡Suscríbete por 1 peso al día!

Y además llévate de regalo una taza personalizada con tu nombre de nuestro 47 Aniversario. Haz click AQUÍ.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades