Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Mazatlán es precioso, verlo desde las alturas es algo único: Paracaidista
Héctor Estévez inició en el paracaidismo a los 15 años y hoy forma parte del Festival Aéreo que surcará el puerto este sábado
Fernanda Magallanes
14/09/2018 | 4:03 PM
Compartida 80 veces
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

Arrojarse desde un paracaídas y planear hasta tocar tierra no es fácil, sin embargo, la sensación no se compara con nada.

Y esto es precisamente lo que ha convertido a Héctor Estévez en uno de los mejores paracaidistas del País, logrando el mayor número de saltos.

Él es uno de los participantes del Festival Aéreo Mazatlán 2018, es originario de la Ciudad de México, y desde los 15 años se animó a practicar este deporte extremo que lo ha llevado a recorrer gran parte del país, además de Centroamérica y Sudamérica.

“Estoy muy contento de que me hayan invitado nuevamente a Mazatlán. Siempre saltar en la playa, la bahía, es hermoso, la vista desde arriba es increíble”, declaró.

“Siempre saltar en un show aéreo tiene su riesgo, realmente estamos saltando sobre una zona urbana que implica postes, cables, edificios, corrientes de viento extrañas, pero finalmente lo logras”, comentó.

En sus 30 años de paracaidista, Héctor no ha sufrido accidentes graves, apenas raspones, pero se debe a la práctica que tiene y que poco a poco ha logrado conseguir en estos saltos.

“Tengo una trayectoria de más de 30 años saltando, desde mis inicios he participado en exhibiciones, haciendo muchos saltos aéreos por toda la República Mexicana”, detalló.

Uno de sus saltos más reconocidos lo logró en San Luis Potosí, al lanzarse en el Sótano de Las Golondrinas, área natural protegida que cuenta con una profundidad de 512 metros, por 60 metros de ancho.

“Hay miedos, incertidumbres en tus primeros saltos, piensas muchas cosas, pero actualmente el paracaidismo ha evolucionado muchísimo y se vuelven actividades muy seguras, con el tiempo te das cuenta que cuando vuelas y aterrizas, eres una persona muy feliz”, agregó.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades