Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
EDUCACIÓN
MEJOR EDUCACIÓN: Cambiar de profesión en 5 pasos
Ya sea por aburrimiento, desempleo, seguir un sueño o porque te equivocaste la primera vez, cambiar de profesión es una posibilidad que puede ayudarte a lograr tus objetivos
Deseret News
26/01/2016 | 1:02 PM
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

e puede pasar que hayas estudiado una profesión, que la hayas ejercido por años, tiempo en el que experimentaste grandes satisfacciones y obtuviste los ingresos suficientes para salir adelante.

De igual forma, seguro ya tendrás cierto prestigio y reconocimiento en esa área, pero si al rebasar cierta edad, las cosas comienzan a cambiar y empiezas a contemplar la idea de cambiar de giro y hasta de independizarte, ¿qué estás dispuesto a hacer? Cuando tomes la decisión de cambiar de profesión, traza un plan que te lleve al éxito.

 

1. El cambio toma tiempo

La primera vez que te preparaste para ejercer una profesión seguramente te tomó años hacerlo, por lo que debes estar consciente de que en esta ocasión sucederá lo mismo. Por ejemplo, si necesitas regresar a la escuela técnica o a la universidad para adquirir los aprendizajes o licencias necesarias, debes considerar inclusive años antes de moverte hacia tu nueva vida. Recuerda: la mayoría de las personas abandonan sus grandes planes y sueños porque no tienen la disciplina o la constancia para continuar.

2. Escribe el plan que seguirás

Si bien en la mayoría de los casos te tomará tiempo hacer el cambio de profesión, es importante hacer un plan para que ello suceda. Por ejemplo, este cambio podría implicar regresar a la escuela por tres años, así que deberás buscar información de universidades, costos y horarios.

Una vez que tengas todo a mano, plantéate tus deseos y los proyectos que quieras seguir para el beneficio no solo tuyo, sino de la familia entera. Revisa tu presupuesto y haz cuentas, ya que pagar una universidad y los gastos que origina, podría afectar el presupuesto familiar y los horarios.

Ve si puedes seguir trabajando en lo mismo y tener espacios disponibles para hacer las tareas. En ocasiones se tiene que hacer un ahorro previo para tener algo de recursos, sobre todo por si se da el caso de que los ingresos tarden en llegar. 

3. Empápate del nuevo trabajo, profesión o negocio en el que deseas iniciar

Comienza a reunirte con personas que ya estén en el medio o ámbito laboral al que quieres ingresar. Platica con ellos y verifica que las cosas son verdaderamente lo que tú deseas. Busca información, observa de cerca y reajusta tu plan de ser necesario.

4. Trabaja en adquirir nuevas experiencias

Si es necesario, comienza a trabajar como voluntario, dona tiempo, ofrécete a ayudar, participa en congresos o conferencias y vete incorporando al mercado. Igual que en el pasado, comienza a construir una cartera de clientes, de especialistas o de gente con la que trabajarás una vez que ya estés listo para dar el gran salto. Una vez que has hecho todo lo anterior, toma aire y ¡hazlo! Busca empleo en esta nueva área, arranca el negocio, trabaja medio tiempo en el empleo anterior o definitivamente renuncia y comienza a vivir tu gran sueño.

5. No creas que con tu experiencia anterior tienes todo resuelto

Algunas personas omiten los pasos anteriormente mencionados y se van directo a su nuevo proyecto de vida. Hay ocasiones en las que resulta bien, pero en la gran mayoría hay fracaso debido a que no se prepararon adecuadamente, confiando demasiado en la experiencia previa o suponiendo que solo se trata de invertir dinero y ¡listo! Sin embargo, suele llegar la desilusión y el sueño se convierte en pesadilla.

Seguir estos pasos te podría ayudar a que tu plan funcione, y así vas haciendo la transición de tu profesión con calma y aunque te lleve un par de años estar en tu actual empleo como en tu nuevo proyecto, te podrá servir para afianzarte. Seguir con tus nuevos planes, en unos pocos años podrás independizarte, hacer lo que te gusta y continuar con tu desarrollo personal y profesional. 

 

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades