Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
‘Mi madre intentaba arrancar la camioneta, no funcionaba’, narra niño sobreviviente a ataque a los LeBarón
Este fin de semana se confirmó que más de 150 miembros de la comunidad mormona, a la que pertenecen la familia LeBarón, abandonaron el municipio de Bavispe, Sonora, para asentarse en el estado de Arizona, Estados Unidos, luego del ataque donde nueve de sus miembros fueron asesinados
Sinembargo.MX
12/11/2019 | 11:16 AM
Marcar como favorita
Foto: Sinembargo.MX

Ciudad de México (SinEmbargo).– “Se escucharon muchos disparos. Mi madre intentaba arrancar la camioneta, pero no funcionaba. Ella estaba rezando, pero la camioneta no respondía”.

Devin "N", de 13 años, quien sobrevivió al ataque en contra de la familia LeBarón, describió el momento en el que hombres armados dispararon en contra de las camionetas en las que viajaba junto a varios miembros de su familia, incluida su madre y sus dos hermanos, quienes estaban entre las nueve personas que murieron en el ataque del pasado lunes 4 de noviembre, cuando emboscaron las camionetas.

Este fin de semana se confirmó que más de 150 miembros de la comunidad mormona, a la que pertenecen la familia LeBarón, abandonaron el municipio de Bavispe, Sonora, para asentarse en el estado de Arizona, Estados Unidos, luego del ataque donde nueve de sus miembros fueron asesinados. “Quieren estar en Estados Unidos para sentirse seguros”, aseguró el líder de la comunidad, Julián LeBarón.

Una menor pasa frente a un féretro con los restos de Cristina "N", la última víctima en ser sepultada el sábado 9 de noviembre de 2019 en la Colonia LeBaron, en el norte de México, tras la emboscada a tiros de un cartel que dejó nueve mujeres y niños muertos.

“Sólo empezaron a rociar el carro, primero con muchas, muchas balas. Simplemente empezaron a disparar rápidamente hacia nosotros. El carro no arrancaba. Ella [la madre] estaba tratando de hacerlo funcionar, hizo todo lo que pudo, pero estoy seguro que ellos hicieron algo que impidió que el auto encendiera”, dijo el menor.

“Después, ellos [los asesinos] nos sacaron del auto y nos pusieron en el piso y se fueron”, contó el niño en una entrevista para la televisora ABC News.

El joven ha sido considerado un héroe porque caminó más de 22.5 kilómetros en busca de ayuda.

Dijo que comenzó a caminar porque sabía que debía conseguir ayuda porque sus familiares estaban muy mal heridos.

“Tenía miedo, sólo pensaba que podrían estar siguiéndome o apuntándome para dispararme”, agregó.

Devin recordó a su madre como una hermosa mujer que hizo todo por sus hijos. “Ella era una buena persona”, afirmó el joven. Dawna y sus hermanos Trevor y Rogan fueron sepultados el jueves pasado.

David "N", padre de Devin, dijo que recuerda con orgullo a su esposa porque ella dio la vida para intentar salvar a su familia. Asimismo, agradeció a las familias que han orado por sus seres queridos.

Hace dos días, el padre dijo que su vida ha sido afectada drásticamente y que está yéndose de México con el resto de su familia.

“Toda mi vida ha sido trastocada. No sólo he perdido a una esposa y a dos hijos, sino que voy a tener que llevarme al resto de mi familia y en este momento realmente no tengo a dónde ir”, declaró David "N" a ABC.

El ataque ocurrió mientras las mujeres y sus hijos se dirigían a visitar parientes. Ocho niños, algunos de ellos muy pequeños, sobrevivieron a la emboscada.

Los orígenes de la comunidad extendida se remontan al fin de la poligamia hace más de un siglo en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, lo que obligó a las familias mormonas que tenían varias esposas en Estados Unidos a establecerse en el extranjero. Las familias habían vivido en dos aldeas en Sonora: La Mora y Colonia LeBarón.

David aseguró que su hijo Devin, de 13 años, es un héroe porque tras los tiroteos ocultó a sus hermanos entre los matorrales y caminó 22.5 kilómetros hasta una comunidad para solicitar ayuda.

Esta toma aérea muestra Colonia LeBarón, en México, el sábado 9 de noviembre de 2019, donde familiares y amigos se reunieron para los funerales de algunas de las víctimas de una emboscada cometida por sicarios del narcotráfico.

Familiares y amigos lloran durante el funeral por Dawna "N", de 43 años, y sus hijos Trevor, de 11, y Rogan, de 2, que murieron en una emboscada, en La Mora, México, el 7 de noviembre de 2019.

“Para ser honesto, mi hijo es un héroe simplemente porque dio su vida por sus hermanos y hermanas”, dijo a ABC News. “Cada uno de mis hijos que sobrevivieron son milagros vivientes”, agregó David.

“Cuántos agujeros de bala tenía ese vehículo en esa escena horrorosa, y cuántos niños había. Es sorprendente. Es más que sorprendente que hayan sobrevivido”.

 

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades