Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Movimiento #MeTooMusicosMexicanos llega a su fin
El colectivo anuncia su desaparición tras el suicidio de Armando Vega Gil, músico de Botellita de Jerez
Noroeste / Redacción
03/04/2019 | 11:20 AM
Marcar como favorita
Foto: Internet

La cuenta de la red social Twitter @metoomusicamx, que inició e impulsó el movimiento #MeTooMusicosMexicanos, que buscaba denunciar una conducta sexual inadecuada, llegó a su fin, además de que se disculpó con los seguidores, amigos y familiares del bajista Armando Vega Gil.

"Es con mucha pena que decimos hasta pronto a este movimiento. Estamos viviendo en un país sumamente machista, en el cual aún no se entiende la libertad, el respeto ni el dolor de una mujer. Quien sabe cuántos años más habrá que vivir así.", señalaron a través de un comunicado, publicado en dicha cuenta.

"Lamentamos profundamente el suicidio de Armando Vega Gil. Nuestra reacción inicial no fue la adecuada y, por ello, extendemos una disculpa honesta a todos sus allegados. Jamás incitamos a alguien a hacerse ningún daño ni a acabar con su vida, en lugar de afrontar los hechos ante las autoridades", abundaron los administradores de la cuenta.

Sin embargo, antes de finalizar su movimiento, pidieron no olvidar los nombres de algunos músicos que fueron señalados por presuntamente acosar o abusar de una mujer. Entre ellos, León Larregui, de Zoé; Efrén Barón, de División Minúscula; Gastón Espinosa, mejor conocido como LNGSHT); Hugo Muñoz; Víctor Cintra, de Agrupación Cariño; Jerónimo Sada; Yayo González, de Paté de Fuá; y Ernesto Licona.

"A las mujeres y a los hombres que creyeron en nosotros desde el principio, que supieron que lo que estábamos haciendo era la única manera de crear conciencia: gracias", indicaron en un tuit los creadores de la etiqueta #MeTooMusicosMexicanos.

"A todas las víctimas que alzaron la voz: vivimos esto con ustedes. Vivimos lo que pasa cuando denuncias. Vivimos que nadie te crea. Vivimos que tu abusador sea tu víctima. Solo nos tenemos a nosotras. Nosotras siempre les creímos a ustedes, esperamos que ustedes también nos crean", señalaron.

El domingo pasado, se realizó una acusación anónima contra Armando Vega Gil, por supuestamente acosar, hace 14 años, a una menor de entonces 13 años de edad. Tras el señalamiento, en su cuenta oficial de Twitter el fundador de Botellita de Jerez publicó una carta para anunciar su suicidio, debido a los perjuicios que le causaría la denuncia.

En la cuenta @metoomusicamx se afirmó que el músico estaba recurriendo a esta amenaza suicida para evadir su responsabilidad, lo que denominó un "chantaje mediático". Sin embargo, el pasado lunes, a las 10:00 horas aproximadamente, en la cuenta oficial del grupo Botellita de Jerez se anunció la muerte de Vega Gil, de 64 años de edad.

"Con un inmenso pesar, comunicamos que nuestro compañero @ArmandoVegaGil falleció la madrugada de hoy. Nos encontramos procesando esta noticia y haciendo los trámites correspondientes. Descansa en paz, hermanito", confirmó la agrupación en su cuenta oficial de la red social Twitter.

A través de sus diferentes cuentas de redes sociales (entre ellas Twitter y Facebook), Vega Gil dejó una carta póstuma donde pidió "no culpar a nadie de su muerte", ya que indicó que encontró en el suicidio la "única salida" ante la acusación anónima de acoso en su contra a través de las denuncias del hashtag #MeTooMusicosMexicanos.

"Mi muerte no es una confesión de culpabilidad, todo lo contrario, es una radical declaración de inocencia", se lee en un párrafo de la misiva póstuma, donde también le pidió disculpas a las mujeres a las que alguna vez hizo sentir incómodas con sus actitudes y palabras.

El bajista escribió que él no era culpable por las acusaciones de acoso, mismas por las que su carrera estaba perdiéndose, según afirmó. Además, mencionó que no quería que su hijo sintiera culpa si él siguiera con vida, viviendo con los señalamientos de la situación de su padre.

"Solo quiero dejar limpio el camino que transite mi hijo en el futuro. Su orfandad es una manera terrible de violentarlo, pero más vale un final terrible que un terror sin final", escribió el músico Vega Gil, autor de 32 libros.

"Hace unas horas, en la cuenta de Twitter #MeTooMusicosMexicanos, una chica me acusa de abuso y acoso. Ella narra que el episodio ocurrió cuando tenía 13 años, lo cual hace que esto se vuelva grave, muy grave. Bien, lo afirmo categóricamente, dicha acusación es falsa", escribió el músico horas antes de fallecer.

"La denuncia que se hace en #MeTooMusicosMexicanos es anónima y quien la lanza a las redes está en todo su derecho de hacerlo así, pero esto pone en entredicho toda mi carrera. Insisto, no ocurrió", señaló Vega Gil en una última publicación que hizo en sus cuentas de redes.

En su carta, el escritor y por años colaborador de La Mosca en la Pared afirmó que con su trabajo trató de alegrar la vida de niños, de los cuales estaba en contra de su explotación y maltrato. Especificó, además, que trabajó con asociaciones humanitarias para ayuda en desastres naturales y para hacer fondeos para menores de edad sin recursos para sus tratamientos.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades