Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
No me interesa EU, seguiré haciendo cine en México: Michel Franco
Tras el éxito de 'Nuevo orden' en el Festival de Venecia, el director busca representar a México en la próxima entrega del Óscar, siguiendo también la ruta de Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón
Noroeste / Redacción
19/09/2020 | 10:10 AM
Marcar como favorita

El éxito de Michel Franco durante la reciente edición del Festival de Cine de Venecia no fue obra de la casualidad, sus logros han sido constantes desde sus primeras películas, que le abrieron un mundo de posibilidades creativas, las cuales desea seguir explorando en México y no convertirse en una fuga de cerebros, como ha ocurrido con otros talentos mexicanos.

“He vivido mis 41 años en México y no pienso dejarlo para hacer cine en ningún otro lado; podría ir a Estados Unidos a hacer otra película como 'Chronic', pero a mí me interesa, me gusta y me importa mi país. Voy a luchar mucho para que eso no suceda, si es que hubiera que luchar, ojalá que no sea el caso”, dijo Michel Franco, de acuerdo a milenio.com, a través de una videollamada.

Los primeros proyectos de Michel Franco en cine fueron dos cortometrajes a finales de los años 90, pero el gran paso como director lo dio hace 12 años con Daniel y Ana, un filme íntimo sobre dos hermanos obligados a filmar una película pornográfica. Esta historia llegó al Festival de Cine de Cannes y desde entonces definió un “estilo” para contar sus historias.

Su cine pudiera resultar una pastilla amarga, pero su dosis cura ante la realidad.

Ese estilo que muchos definen como “crudo”, para Michel no es más que una forma de entender la condición humana:

“Hago cine para entender mejor quién soy como individuo, cómo interactuamos, cómo es nuestra sociedad, qué cosas podemos mejorar, de dónde venimos y a dónde vamos”.

En ese sentido, “el cine puede ser espejo para todo esto y obviamente lo cinematográfico, a mí me interesa mucho la exploración cinematográfica. Hacer 'Daniel y Ana' me costó tanto trabajo como 'Nuevo orden', que es mi sexta película, de algún modo fue volver a empezar, pero creo que un director siempre tiene que buscar e imponerse nuevos retos”, explicó.

A través de su cine se reflexiona sobre todo tipo de problemáticas, no le da gusto que todo lo que plasma en pantalla sea real, “sí asusta un poco, pero también me siento positivo en cuanto a ser parte del diálogo y aportar ideas”, como ocurrió con Después de Lucía, historia sobre una adolescente víctima del bullying, que incluso se proyectó en escuelas.

A Después de Lucía (ganadora del premio Una cierta mirada, en Cannes) le siguieron A los ojos, El último paciente: Chronic —con la que ganó el premio al Mejor guión en el festival de Cannes— y Las hijas de Abril, que también fue reconocida en ese certamen.

Pero el sentimiento va más allá del premio. Chronic le permitió explorar una historia inspirada en su abuela y una forma distinta de hacer cine en Estados Unidos. El protagonista de esta historia fue Tim Roth, a quien conoció en Cannes, era presidente del jurado cuando presentó Después de Lucía. Y en lo que Michel define como “el mundo al revés”, el actor se le acercó para preguntar sobre su próximo proyecto: era Chronic, una historia que protagonizaría una actriz mexicana, pero que terminó por reescribir en inglés para Roth.

Diálogo con Cate Blanchett

Este 2020 pasó lo mismo con la presidenta del jurado en Venecia, Cate Blanchett. Lo que salta al recuerdo de esta premiación es Michel diciendo: “Trabajemos juntos, Cate”, sobre el escenario donde recibió el León de Plata por Nuevo orden, pero hay una grata historia detrás, y es que fue la actriz quien dio el primer paso para una futura colaboración.

“En un pasillo del Excélsior me lo dijo, un día antes, por eso me salió tan natural; en el mundo al revés ella me pidió mi teléfono y me dijo: 'No puedo decirte nada de la película, porque soy del jurado, pero sí puedo decirte que 'Chronic' me encanta y que quiero trabajar contigo', esto fue un día antes de la premiación y me hizo sentir muy halagado”, recordó Michel.

Así que, con seis películas como director que han sido reconocidas en distintos festivales alrededor del mundo, Franco destaca en su generación. Mucho de su cine e inspiración se debe a aquellos directores que, sin saberlo, se convirtieron en sus maestros durante la adolescencia: Woody Allen, Wim Wenders, Stanley Kubrick y su consentido, Luis Buñuel.

“Me empecé a obsesionar con el cine a los 14 años, veía Los olvidados, Naranja mecánica, Las alas del deseo. Fue la época en la que salió Tiempos violentos y me volvió loco, ahí vi a Tim Roth por primera vez. Fue una cosa de adolescente y ahí me quedé. Pero el más grande de todos, lo sigo afirmando, fue Luis Buñuel, quien hizo su mejor cine en México y que triunfó en Venecia y en Cannes, un cineasta muy especial para mí”, recordó.

Estos gustos de cinéfilo dieron pie a la exploración de sus intereses como cineasta. Michel escribe sus guiones y luego los materializa a placer. Varios de sus actores han compartido que con él nada es igual de una película a otra, incluso llega al set y modifica su guion si lo cree necesario, lo cual saca de su zona de confort a su equipo y elenco. “Siempre hay constantes en la obra de cada autor y de los directores que escriben sus propias películas; terminas trabajando con tus mismas obsesiones y miedos, pero técnicamente en el campo cinematográfico hay que buscar siempre nuevas maneras de expresar esas obsesiones y eso hice con mis películas pasadas y eso hice también con Nuevo orden”, dijo Franco.

Nuevo orden es un drama distópico sobre la desigualdad social, que requirió de ocho personajes principales, 3 mil extras y una amplia gama de efectos visuales.

“Es una película con cámara en mano que tiene un ritmo vertiginoso, empieza con un montaje experimental, hice muchas cosas que no había probado antes y eso es lo que más gusto me da”, detalló el director.

Esta película arrancó su camino con éxito en Venecia y, tras ser vendida a más de 20 países, llegará a otros festivales alrededor del mundo.

“El festival de Venecia ha sido el punto de partida en la carrera al Óscar, combinado con Toronto, donde también 'Nuevo orden' ha tenido mucho éxito, ojalá tengamos la misma suerte que otras películas (como 'La forma del agua' y 'Roma', que triunfaron en Venecia y luego en el Óscar); espero que México postule la película para que represente al país”, comentó el director del filme que esta semana tendrá una presentación en San Sebastián.

Realizar películas con una mirada de igualdad...

Nuevo orden es un drama sobre la desigualdad social con el que Michel pide “sentir empatía por los más desprotegidos; en la medida que en México estemos más dispuestos a tener un país con más igualdad, no solo en el discurso, sino en la práctica, pues habrá más esperanza”.

 

¿Te gustó lo que leíste?

Si tu respuesta es sí, te invitamos a suscribirte por solo $100 pesos al mes y apoyar el periodismo que hacemos para ti con el objetivo de hacer de Sinaloa un mejor lugar para vivir. Haz click AQUÍ.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades