Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
PERIODISMO
Noroeste: los hechos
En unas semanas de campaña negra, Noroeste, una compañía privada de interés público, explica a través de su director las condiciones actuales de la empresa
Adrián López Ortiz
10/06/2018 | 11:13 AM
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

Mucho se habla de Noroeste estos días. Se habla de la empresa, de nuestros periodistas y de nuestros colaboradores para atacar, desprestigiar y amedrentar. Se habla y se calumnia al extremo de caer en la misoginia y la mitomanía. 

No respondemos a ataques anónimos y cobardes, pero esta semana la campaña negra escaló y alcanzó a Gabriela Soto, Coordinadora de InnDaga, nuestra Unidad de investigación. Interpusimos denuncias formales y recibimos una amplia solidaridad. Nos preocupamos y nos ocupamos.

Por eso, ante las falsedades recientes y como director de esta organización privada, pero con un amplio interés público, van algunos hechos concretos:

Noroeste no es “de Manuel Clouthier”, candidato independiente al Senado. La dueñez de Noroeste es pública desde su fundación y hoy la componen seis familias sinaloenses honorables: Clouthier, Murillo, Del Rincón, Tarriba, Madero y Rivera. Ninguno tiene mayoría accionaria y en 45 años de existencia, ninguna de ellas ha recibido dividendo alguno. Cuando los ha habido se reinvirtieron para tiempos difíciles.

No es secreto que estamos en dificultades económicas. Lo están todos los periódicos del mundo que lidian con la transición digital... o deberían estarlo. Los que no, la razón es sencilla: alguien los mantiene y normalmente es el gobierno ó algún “padrino” poderoso. En México, solo 20 medios concentran más del 50 por ciento de los más de 42 mil MDP de publicidad oficial federal gastados por Peña Nieto. Sobra decir que no estamos en la lista de los que reciben ese dineral.

Somos un medio independiente. Históricamente la publicidad oficial ha sido menos del 5 por ciento de nuestras ventas. Con Malova recibimos menos de 5 mdp por este concepto, una cantidad ínfima comparada con otros medios, y en 2014 fuimos el medio más atacado del país según informe de Artículo 19. Los ataques incluyeron robos de vehículos, asaltos, amenazas, golpizas a dos fotoperiodistas y hasta un balazo a un servidor. Todos siguen parcial o totalmente impunes. Este 2018 recibiremos 5.3 MDP de publicidad oficial del Gobierno de Sinaloa y los Ayuntamientos de Culiacán y Mazatlán. Menos del 4 por ciento de nuestras ventas. Los contratos son públicos vía solicitud de información.

¿De qué vivimos? De nuestros anunciantes privados y suscriptores. Les agradecemos profundamente su lealtad y compromiso con nosotros. Cuando invierten en nosotros, financian nuestro periodismo. Necesitamos más.

¿Le pagamos a nuestra gente? Por supuesto: el salario promedio de un empleado en Noroeste es 14 mil pesos mensuales. Otorgamos prestaciones de ley, seguro de vida y caja de ahorro. Tenemos un programa gratuito de inglés para todos, servicios de psicología y hasta clases de Crossfit y Zumba. Solo como referencia: el salario promedio de un periodista en México es menos de 6 mil pesos. Y nos encantaría pagar mejor. También nos hemos retrasado. Particularmente este año ha sido muy complicado: la economía del estado no crece, la cobranza es lenta y las campañas electorales no son negocio para nosotros porque no vendemos propaganda disfrazada de periodismo. La mayor parte de nuestros ingresos se invierte en nuestra gente.

Desde la UAS se nos acusa de “hacer política” sin la valentía de nombramos. Aunque no les guste, seguiremos haciendo periodismo sobre una institución pública que, tristemente, funciona como privada. Los que llevan años en campaña son otros. No engañan a nadie.

Por último. Noroeste es el portal local más y mejor leído del estado sin hacer viralidad, sucumbir al clickbait y lucrar con el morbo de la violencia. Es decir, sin recurrir al contenido chatarra. Hacemos periodismo local relevante con un código de ética transparente. Tenemos más de 1.3 millones de visitas mensuales y más de 700 mil usuarios únicos de un perfil socioeconómico medio alto. En 7 meses nuestro boletín Front News alcanza ya los 30 mil suscriptores y los últimos años publicamos trabajos de investigación que son referencia y han ganado premios nacionales. Y justo este mes liberamos nuestra primera app para celulares. Los invito a descargarla.

No nos consideramos indispensables, somos UNA oferta informativa local con una propuesta de valor muy definida. Falta mucho por hacer y estamos orgullosos de lo que hemos hecho. De no ser por Noroeste, ¿sabrían los sinaloenses del influyentismo político detrás de la planta de amoniaco en Topolobampo?, ¿del negociazo que había detrás de los hospitales de Malova?, ¿de la corrupción de Ernesto Echeverría en Salud?, ¿de cómo el narcomenudeo se está comiendo Culiacán y México?, ¿de la fortuna inexplicable de Melesio Cuén y su familia? No lo sé. Pero nuestro trabajo ha sido probar esos casos y documentarlos para que los sinaloenses tomen mejores decisiones en su día a día. 

No somos perfectos ni infalibles. Todos los días nos equivocamos, aceptamos réplicas y publicamos erratas. No nos apena: si algún oficio es perfectible es el periodismo. Estamos abiertos a la crítica y a continuar explicando nuestro rol a la sociedad sinaloense. Como lo hago ahora y lo seguiré haciendo a través de esta columna. Porque Noroeste es de todos los sinaloenses.

Por último, nada de lo que hacemos sería posible sin la libertad que nos dan nuestros accionistas, el compromiso de nuestro personal, la lealtad de nuestros lectores/anunciantes y el apoyo de nuestros proveedores. Les agradecemos infinitamente que no nos dejen solos en estos momentos.

Mi tarea al frente de este medio único en el país es simple pero sumamente retadora: construir con mi equipo el Noroeste del futuro sin sacrificar nuestro periodismo en el camino. La carrera será larga. Es un maratón, no un sprint que se solucione en una oficina de gobierno.

Entiendo que a muchos actores poderosos les vendrían bien que dejáramos de existir. Que dejáramos de hacer las preguntas incómodas e investigar sus corruptelas.

No les vamos a dar el gusto.

¡90 días gratis de periodismo!

Mientras tú vuelves a la "nueva normalidad", en Noroeste nunca hemos parado de informarte con rigor y oportunidad sobre los impactos de la pandemia.

Pero no somos inmunes, la publicidad que es nuestro principal ingreso, se redujo drásticamente durante el confinamiento y para continuar haciendo nuestro trabajo requerimos el apoyo de lectores como tú.

Prueba 90 días gratis nuestro servicio de suscripción digital PREMIUM haciendo click AQUÍ.


INFORME COVID-19

Visita nuestra sección especial sobre Covid-19 actualizada en tiempo real - Ir a sección

Suscríbete a nuestro newsletter diario "Informe Covid-19"

Suscríbete a nuestro servicio de Noticias por Whatsapp en este número: 6674318521
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades