Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Mazatlán
Orfanatorio Mazatlán prepara el Bazar Anual para ayudar a las niñas
Gabriela Ramírez Landeros, presidenta del Patronato del hogar de alrededor de 20 pequeñas, invita a su evento anual que se celebra el 28 y 29 de noviembre
Marisela González
23/11/2020
Marcar como favorita
Foto: Andrés García

Mazatlán._El proporcionar asistencia integral y protección a menores abandonados y/o maltratados, a través de un programa de asistencia educativo y formativo, es el principal objetivo del Orfanatorio Mazatlán IAP.

La institución se inauguró en 1927, gracias a la tarea de Romanita de la Peña, una incansable defensora de los niños, quien vio la desgracia de varios pequeños huérfanos que perdieron a sus padres a consecuencia de los estragos dejados por la epidemia de la Peste Bubónica.

La benefactora luchó hasta lograr el establecimiento de este centro de atención de la niñez, ubicado por la Avenida Zaragoza, frente a la Cancha Germán Evers.

Desde su fundación ha existido un patronato, voluntarias y personas que han entregado su tiempo y servicio a este hogar de niñas vulnerables.

La finalidad es buscar que las pequeñas se integren de manera positiva a la sociedad y sean personas íntegras, con valores y, además, obtengan las herramientas necesarias para salir adelante en la vida.

Este año ha sido especialmente complicado para la institución, debido a la pandemia que se vive por el Covid 19, el poder recaudar lo necesario para el sostenimiento de la misma, aun con la aportación voluntaria de algunos benefactores que no han dejado de la mano a las pequeñas que tanto necesitan de ayuda.

“Este año tomamos las medidas básicas que ha dado a conocer la Secretaría de Salud, siempre tratamos de tener la información de las mejores fuentes, las oficiales, por lo que se construyeron lavabos en la área de la entrada, se capacitó al personal para medir la temperatura y recibir a las personas que venían de fuera con gel antibacterial, todo con productos de primera calidad”, explica Gabriela Ramírez Landeros, presidenta del Patronato.

“Con información cierta y con una persona que forma parte del Patronato, que es médico, ella nos dio una plática de qué es la enfermedad, cuáles eran sus medios de trasmisión y qué podíamos esperar, para que nosotros pudiéramos informar a las niñas, porque uno de sus derechos es saber qué pasa afuera, qué tan grave es la situación, qué podría pasar si una se enferma, si se enferma su familia, porque el no saber despierta mucha ansiedad”, señala.

Las condiciones cambiaron para el Orfanatorio, ya que se tuvo que limitar los contactos, entre ellos, a los voluntarios, esto hasta no saber un poco más de la enfermedad.

“Tuvimos que trabajar en tener un ambiente seguro, cambiamos el horario del personal para no exponernos, cada uno hizo el compromiso de limitar sus contactos, limitamos los contactos que venían de afuera, ya no venían voluntarios, se detuvo en un principio la asesoría de las maestras y psicólogas, mientras nos ajustábamos, y mientras que el mundo sabía un poco más de qué iba a pasar con esta enfermedad, cuáles eran sus riesgos y sus consecuencias, que hasta la fecha hay muchas cosas desconocidas”, dice.

Actualmente, la institución tiene 17 niñas que usan este servicio y aún tienen mucho lugar disponible, ya que tienen capacidad para 40 pequeñas.

El Orfanatorio cuenta con varios programas para las menores, pero el más importante es el de apoyo psicológico, ya que las niñas vienen cargadas de conflictos emocionales, por lo que se necesitan los recursos suficientes para contratar psicólogos que puedan brindar una atención de calidad, ya que los problemas emocionales que enfrentan las niñas son delicados, debido a que están relacionados con maltrato, violencia, e incluso, abuso sexual.

“Este año tuvimos diferentes fuentes de recaudación, hubo menos recursos disponibles, pero hubo recursos extraordinarios, afortunadamente la sociedad mazatleca siempre ha sido muy solidaria con nosotros; además, hay empresas que nos donan servicios como el gas, también tuvimos la donación de paneles solares, la verdad eso nos ayudó mucho porque nos permitió poner aire acondicionado en un área, lo que hizo que las pequeñas tuvieran la oportunidad de estudiar más tranquilas porque hace mucho calor y es difícil poner atención en esas condiciones”.

“Nuestras puertas están abiertas para todas las familias que por su condición no puedan en este momento darles apoyo en educación, en alimentación a sus hijas, es decir, que los mazatlecos que nos ayudan en realidad apoyan a todas las niñas en general; creemos que el próximo año será más complicado que este el obtener ayuda, pero esperemos que la comunidad nos apoye”, dice.

 

Evento anual

Para recaudar fondos, la casa de resguardo tendrá este 28 y 29 de noviembre su tradicional Bazar Anual en su edificio.

Ahí, ofrecerá una variedad de artículos a precios accesibles para obtener recursos en beneficio de las pequeñas que habitan en ese hogar.

“Ya tenemos todo listo para nuestro bazar anual, que es uno de nuestros principales eventos de recaudación, especialmente este año es importante porque hay mucho por hacer por esta pequeñas que tanto lo necesitan”.

Ropa, adornos, aparatos electrodomésticos, ventiladores, juguetes, artesanías, utensilios de cocina, para el hogar o la oficina estarán a la venta para quienes deseen cooperar con su causa.

“Tendremos todas las medidas para la seguridad de todos, se indicará a los asistentes que se laven las manos, se les tomará la temperatura y todos deberemos usar cubrebocas”, explica.

La invitación es abierta para toda la comunidad, el sábado 28 de noviembre la actividad será de 9:00 a 14:00 horas, mientras que el domingo 29 de noviembre será de 9:00 a 12:00 horas.

 

UBICACIÓN

Orfanatorio Mazatlán se encuentra en Zaragoza 227-A, frente a la Cancha Germán Evers. Teléfono 669 981 2214.

Las pequeñas reciben asesorías psicológicas y la visita de voluntarios del DIF Municipal.

Diferentes artículos estarán a la venta en el Bazar Anual, para quienes deseen cooperar con su causa.

¡Suscríbete por 1 peso al día!

Y además llévate de regalo una taza personalizada con tu nombre de nuestro 47 Aniversario. Haz click AQUÍ.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades