Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Para frenar desplazamientos, invertirán 150 millones en base militar en Rosario
Mario Rafael González no descartó la propuesta del Movimiento Amplio Social Sinaloense de traer a la Guardia Nacional a La Rastra en un futuro.
Sibely Cañedo
12/06/2019 | 8:19 PM
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

“Para tener la certeza de que no va a haber un desplazado más”, se invertirán 150 millones de pesos en una nueva base militar en el municipio de Rosario, anunció el diputado Mario Rafael González Sánchez, presidente de la comisión de seguridad en el Congreso del Estado de Sinaloa.

Comentó que la base militar se encuentra en etapa de planeación, pero a más tardar en ocho meses comienza su construcción, con lo que se espera tenerla lista a finales de 2020.

“La base ya va a empezar, ahorita está en planeación y estamos hablando de que entre seis a ocho meses empieza la construcción; en un año y medio la tenemos lista”, declaró el legislador por el distrito 21.

Explicó que los recursos provienen de reajustes al presupuesto, dado que antes del decreto de la Guardia Nacional, Gobierno del Estado erogaba 340 millones de pesos al año por el patrullaje del Ejército, así que de esa partida se canalizarán 150 millones a una base en Rosario y una cantidad similar para otra base en el norte del estado, con el fin de “cercar a la delincuencia”.

El diputado no descartó la propuesta del Movimiento Amplio Social Sinaloense de traer a la Guardia Nacional a La Rastra en un futuro. Pero por ahora, aclaró, Sinaloa no ha sido contemplado en las 255 regiones priotarias de pacificación. Mientras tanto, lo que se ha instalado en esta comunidad son bases de operación mixta.

Junto con la sierra de Concordia, La Rastra es uno de los pueblos más afectados por las pugnas entre grupos armados ilegales, que han truncado la actividad minera en la zona, asesinando a trabajadores de las minas y desplazando a los gambusinos, en su disputa por el oro.

El diputado aseguró que en estos momentos la zona está en calma, porque se han desplegado fuerzas federales, estatales y municipales, así como elementos del Ejército. Sin embargo, advirtió: “no hay que bajar la guardia porque la delincuencia no descansa”.

Desde 2017, repuntó el desplazamiento forzado en el sur del estado. Tan solo en Mazatlán, hay 420 familias que han huido en su mayoría de los altos de Concordia. En La Rastra, hubo un nuevo brote de violencia en el mes de marzo, que ha derivado en el éxodo de cientos de personas.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades