Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Piden guantes de box y un carrito
José Mauricio y Jesús quieren ver a los Reyes.
Sugey Estrada
05/01/2008 | 00:00 AM
Marcar como favorita
ESCUINAPA._ Las necesidades de la familia Inda Molina impidieron disfrutar de las fiestas decembrinas, sin embargo, en el rostro de Jesús y José Mauricio continúa la esperanza de tener un carro y unos guantes de box.
Para José Mauricio, de 12 años, el tener unos guantes lo invitaría más a practicar el deporte que siempre ha deseado, el boxeo.
Aunque de vez en cuando acude al gimnasio municipal para practicar, dice que le gustaría tener unos para poder hacerlo en casa.
Agrega que le gustan tres deportes: el beisbol, futbol y el box, los cuales le sirven para mantenerse ocupado y disfrutar más su niñez.
"Me gusta mucho hacer deporte, juego al futbol, al beis, pero me gusta mucho el box, por eso le pedí a Santa Clos unos guantes, pero no me los trajo", lamenta el joven.
Mientras Jesús, a sus 3 años, sueña con tener un carro para disfrutarlo por todo el patio de su casa, pues tiene unos, que ya no tienen llantas.
"Yo quiero un carro para jugar por todos lados, los que tengo se les quebraron las llantas y no se las han acomodado, pero así juego con ellos", dice.
Para María Encarnación Molina el tener una familia y contar sólo con el sueldo de su esposo le impide brindar a sus hijos todo lo que quisieran, pues no le alcanza y ellos tienen que conformarse con lo poco que les pueden dar.
"Vivimos bien, con necesidades, pero bien, los niños están bien y ellos piden cosas, pero la falta de dinero no nos deja dárselos, uno de ellos sueña con los guantes, pero no se los podemos comprar", dice la mamá.
Desde hace meses parte de los ingresos de la familia los usan para comprar medicamentos para la mayor de sus hijos, la cual fue operada y requiere un tratamiento.
A pesar de las carencias la familia Inda Molina mantiene la esperanza de que algún día los sueños de sus hijos se cumplan y tengan lo que tanto desean, sobre todo este Día de Reyes.
Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades