Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
PROPIEDADES DE LAS ESPECIAS
Podría ser el orégano un nuevo biofármaco
En el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo se busca extraer las propiedades funcionales de esta especia para contribuir a la elaboración de suplementos dirigidos a atender ciertas patologías
Istar Meza
27/03/2019 | 4:06 PM
Marcar como favorita
Foto: Cortesía

El orégano es una planta muy importante a nivel mundial, tanto por sus propiedades culinarias, los sabores que imparte en la cocina, como en la medicina tradicional, ya que se considera como parte de la medicina herbolaria.

En la unidad Culiacán del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo se investiga a través de un estudio sobre las propiedades funcionales hacia la salud que tiene el orégano, explica el doctor José Basilio Heredia, del área de Nutracéuticos, quién es encargado del proyecto.

En CIAD lo que se trabaja es en la extracción de los compuestos activos, como el aceite esencial que es muy aromático; el proyecto consiste en evaluar los compuestos químicos, luego, ciertas capacidades antioxidantes y la capacidad antiinflamatoria.

Se utiliza una variedad de orégano que es nativa de Sinaloa, de la zona de Surutato; la otra la recolectan de Durango con una empresa que ya comercializa el extracto de la planta y la variedad se obtuvo de la Baja California Sur, de la Paz; con esas tres especies se trabaja con financiamiento de Conacyt, un millón y medio de pesos para ejercer en tres años.

Basilio Heredia señala que hay un poco más de 62 especies de orégano que se conocen en el mundo, las dos más importantes por su nombre común es un orégano europeo y un orégano mexicano, que cada uno tiene especies de diferentes familias, no es un solo nombre científico, por lo que la diversidad lo hace de mucho mayor interés para su estudio.

Explica, la diferencia que existe entre ellos se debe principalmente a los compuestos químicos que aportan eventualmente diferentes funciones a la salud, más allá del sabor que es lo primero que se detecta cuando se consume orégano europeo; por lo que la consideran una planta de mucho interés.

El doctor explica que se habla mucho de los nutracéuticos, por lo que el proyecto está enfocado a esa área de investigación, específicamente enfocado en la biodisponibilidad, que tiene que ver con la línea de qué se consume, y saber realmente qué garantía se tiene de que va a dar un beneficio.

 “Los estudios de biodisponibilidad tienen que ver con el seguimiento de un compuesto o de un alimento, suplemento, nutracéutico, desde que va por la boca hasta que llega al estómago y ver qué tanto se absorbe en plasma, en sangre y es transportado al sitio donde lo requerimos, en los órganos, para que vaya y actúe”, destaca.

Como parte de la investigación, el CIAD simula el cuerpo humano para saber qué tanto del compuesto de orégano es absorbido en el cuerpo de una persona, a través de estudios in vitro y ver si realmente mantienen una función al ser transportados en el plasma.

“Queremos aportar un granito de arena con las investigaciones que comienzan en ensayos de laboratorio, hasta llegar a individuos, a personas. Ya que todos los fármacos pasan por esa etapa, y este tipo de proyectos tienen que llegar a ese punto, pero este proyecto es una etapa inicial”, comenta.

Este proyecto es con el propósito de incidir a través del conocimiento, generar esa información sobre el orégano, porque se da en Sinaloa y es un producto que comúnmente se tiene en todas las cocinas. Y ya que sabemos qué hay ahí y cómo actúa, ya se pueden elaborar suplementos dirigidos a ciertas patologías.

“El proyecto se sometió a evaluación en 2015 a Conacyt en la convocatoria de Ciencia Básica, se aprobó y desde 2016 la unidad Culiacán del CIAD ejerce el recurso y este año se cierra con el proyecto.

 Destaca que el uso de estas plantas se aplica mayormente, con conocimiento empírico y se ha venido haciendo desde hace muchos años a través de la medicina tradicional, pues así se originó en el mundo de la salud con el uso de plantas.

"No todos los individuos responden igual a los tratamientos y la dosis que se usa es para uso doméstico, por lo que se requiere saber cuánto remedio se debe poner y en cuánto de agua a temperatura casi de ebullición, por un tiempo estimado, para generar una inactivación en cuestiones microbianas", explica.

“La información de cómo se usa, por cuánto tiempo se puede usar, es la que el CIAD está comenzando a generar a través del proyecto, para acompañar lo que tradicionalmente se hace desde el uso empírico; el enfoque del proyecto es llegar a generar un producto que más allá del uso de una planta donde el ingrediente activo se encuentra en muy baja concentración, nosotros queremos extraer esos compuestos y llevarlos a otros vehículos donde se garantice la inocuidad, la dosis y se establezca un suplemento en pastilla, cápsula o concentrado”, detalla el investigador.

 Dijo que de ese proyecto se han generado dos tesis de doctorado, de un investigador que ya trabaja en un centro de investigación y de otro que se acaba de incorporar a CIAD Culiacán; se tienen estudiantes de maestría y licenciatura ligados al proyecto.

 Por lo que son impactos académicos, además de la que se genera al vincularse con empresas, con información técnica y científica del uso del orégano, que da más certidumbre a las empresas para comercializar los productos en temas de salud.

 “Nosotros vamos paso a paso en esa función, para aportar con estas investigaciones elementos científicos que eviten mal uso de la información que se genera a veces con la medicina herbolaria. Son proyectos que van iniciando y van aportando información a que eventualmente lleguemos a registros de patentes, formulaciones que estén bien validadas científicamente, con estudios in vitro y en vivo, para decir de este remedio herbolario se puede pasar a un biofármaco, medicamento que se origina de plantas, esa es la relevancia de este proyecto”, destaca.

 OBJETIVO

El proyecto se enfoca en los nutracéuticos, específicamente en la biodisponibilidad que busca la extracción de los compuestos activos, como el aceite esencial que es muy aromático; se evalúan los compuestos químicos, sus capacidades antioxidantes e antiinflamatorias.

 VARIEDADES

Se utiliza una variedad de orégano que es nativa de Sinaloa, de la zona de Surutato; la otra la recolectan de Durango con una empresa que ya comercializa el extracto de la planta y la variedad se obtuvo de la Baja California Sur, de la Paz.

 1 MILLÓN

Y medio de pesos otorgó como financiamiento el Conacyt para trabajar el proyecto.

 62

Especies de orégano se conocen en el mundo.

2

Son las más imporantes: orégano europeo y un orégano mexicano.

 

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades