Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Ohuira: una reserva amenazada por el influyentismo
"Pone en riesgo al humedal protegido planta de fertilizantes"
Especialista de la UNAM recomienda que no se construya dentro de la zona natural protegida
Gabriela Soto
23/06/2016 | 01:00 AM
Marcar como favorita

Ante el riesgo de contaminación por residuos tóxicos, la fábrica de fertilizantes no debe construirse dentro del humedal protegido en Topolobampo, recomendó Rodolfo Omar Arellano Aguilar.
El Doctor en Ciencias por la Universidad Nacional Autónoma de México y miembro de la asociación civil Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad dijo que el Gobierno mexicano debería buscar otro sitio para instalar la planta industrial, y así proteger al ecosistema y a los habitantes de Topolobampo.
“Se tiene que buscar otro lugar. Los sitios Ramsar, precisamente, por su alto valor al ecosistémico por los servicios ambientales que provee, son sitios que están protegidos no solamente a nivel nacional, sino también a nivel internacional”, planteó.
“Si se dieron los permisos, creo que aquí se tiene que analizar en qué circunstancias se dieron. Pero lo más recomendable es que estén alejados de estos sitios por su alto valor ecosistémico. Definitivamente, considero que la decisión no es de las más adecuada”, manifestó.
La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales avaló la construcción una de las fábricas de fertilizantes más grandes de Latinoamérica dentro de un humedal protegido, el sistema lagunar Santa María-Topolobampo-Ohuira, ubicado en Ahome.
El especialista en riesgos ecotoxicológicos expuso que las fábricas que manejan amoniaco anhidro producen residuos tóxicos como los compuestos nitrogenados, el fósforo y sales, que se pudieran verter en las lagunas.
“Lo afectaría (al humedal) por el tipo de residuos que se van a verter al ecosistema, o sea, el drenaje de estas industrias pueden estar virtiendo sustancias químicas que pueden alterar la calidad del agua, y eso, alteraría a todo el ecosistema acuático de un Sitio Ramsar, que es muy vulnerable a los cambios de calidad de agua”, alertó.
Arellano Aguilar mencionó también que los residuos químicos podrían provocar cambios del PH y salinidad de la calidad del agua, y al largo plazo, acabar con la actividad pesquera.
“(Además), están los riesgos de explosión”, advirtió y recordó la explosión de la fábrica de fertilizantes en Texas, en 2013.


“Se tiene que buscar otro lugar. Los sitios Ramsar, precisamente, por su alto valor al ecosistémico por los servicios ambientales que provee, son sitios que están protegidos no solamente a nivel nacional, sino también a nivel internacional”.
Rodolfo Omar Arellano Aguilar.
El Doctor en Ciencias por la UNAM y miembro de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades