Entrar
 Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
MEDIO AMBIENTE
Por deforestación, las zonas áridas van en incremento en Sinaloa
La introducción de cultivos que no han sido viables han ocasionado problemas de deforestación en Sinaloa, que podrían rehabilitarse, señala el investigador Miguel Ángel Angulo Escalante
Istar Meza
01/06/2018
Compartida 355 veces
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

Con el fin de identificar cómo las plantas que no se explotan actualmente en la región pueden ser reintroducidas en las zonas áridas/semiáridas de Sinaloa, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, A.C. Unidad Culiacán, estudia la flora silvestre en dichas zonas.

El investigador titular de Biocombustibles y Sustancias Bioactivas, Miguel Ángel Angulo Escalante, explicó que un promedio de arriba de un millón de hectáreas ya fueron deforestadas hace por lo menos dos décadas, y eso se observa en el tipo de vegetación, pues domina cierto tipo de especies.

Detalló que hay hectáreas que fueron deforestadas para iniciar un proceso de explotación, aparentemente para la siembra de sorgo, trigo, entre otros cultivos, sin embargo, no funcionó porque las precipitaciones pluviales son bajas.

“No hubo un proyecto que metiera tecnología y bajo un modelo sostenible las producciones no llegaron, no se alcanza a producir, lo único que se hace es que la biomasa que se genera de esos materiales, se usa para el pastoreo de los animales y no es rentable”, advirtió.

El especialista destacó lo que se tiene que hacer es tomar acciones correctivas y preventivas, ya que no se va a parar el proceso de desarrollo de procesos productivos, pero tienen que ser sostenibles para que no se presente un desequilibrio ecológico.

Explicó que se tienen que impulsar especies nativas o adaptadas al clima de la región y que sean árboles, para que tengan una función de explotación, para producción de proteína o aceite. La otra opción es reforestación, para revertir los efectos negativos como lo que es la precipitación pluvial.

En las zonas Áridas/Semiáridas de Sinaloa, las precipitaciones pluviales andan entre 300 a 500 milímetros anuales, según las estadísticas, desde Culiacán hasta la zona norte es semiárida y dentro de esas regiones hay focos áridos como en Ahome, parte de El Fuerte y en San Ignacio en la zona de Dimas.

El investigador titular de Biocombustibles y Sustancias Bioactivas dijo, estadísticamente se observa una tendencia de incrementarse las zonas semiáridas por la deforestación, que va generando cambios en las precipitaciones anuales, de ahí que al clasificar las zonas por precipitación va aumentando el número de kilómetros cuadrados.

Señaló que, de acuerdo a un cálculo, prácticamente Sinaloa tiene un promedio de entre 2 a 3 millones de hectáreas que se pueden considerar semiáridas y algunas pocas áridas.

Angulo Escalante cuenta que en la zona del Río Piaxtla, un problema es que se comenzó a sacar flujos, con muchos proyectos productivos que no son sustentables, como lo es la formación de cultivos de huertos de mango, hortalizas, cítricos.

Señaló estos son productos que todo el año requieren agua y ahora que está el problema de sequía se tiene que sacar agua del manto freático y con esto se está dañando el sistema y la economía comunitaria.

“En lugar de hacer proyectos que vayan enfocados a la economía local, están introduciendo proyectos que no son sustentables y al final se provoca un daño ecológico, que se presenta principalmente porque las especies nativas no tienen alimento...los árboles no proveen alimento a las especies nativas, como aves que consumen semillas, oleaginosas”, contó.

Precisamente en este sentido, CIAD, Unison y el comité organizador invitan al XI Simposio Internacional sobre la Flora Silvestre en Zonas Áridas/Semiáridas que se realizará del 24 al 26 de octubre, en la Torre Académica de la UAS.

Son conferencias magistrales, exposiciones orales y exposiciones de carteles durante los tres días, por un costo a estudiantes que va desde los 500 pesos, para nivel posgrado en 1000 pesos y para profscionistas 1500 pesos.

 

 

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades