Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Por desplazamiento de familias, piden la Guardia Nacional para Concordia y Rosario
En la zona serrana del sur del estado se vive una situación de alerta, exponen dirigentes sociales
Sibely Cañedo
03/04/2019 | 3:49 PM
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

Tras el reciente éxodo forzado registrado en la sierra de Rosario, el coordinador de los desplazados en el sur de Sinaloa, Miguel Ángel Gutiérrez Sánchez, pidió al Gobierno municipal reconocer una situación de alerta en la sierra, para que sus pobladores puedan recibir el respaldo de la Guardia Nacional

Además, lamentó que la principal estrategia del nuevo Gobierno federal para la pacificación del país dejó fuera de sus coordinaciones regionales tanto a este municipio como al de Concordia, los cuales se han convertido en los principales expulsores de población en el estado a causa de grupos delictivos, que continúan operando en las zonas limítrofes con Durango.

“Desgraciadamente, las autoridades de Rosario están cayendo en el mismo error que las autoridades de Concordia, cuando sucedió el problema de desplazamiento en 2017, negando la gravedad de los hechos”, declaró el líder social, quien representa a un grupo de 418 familias que han huido de la violencia en el sur de Sinaloa y hoy buscan reubicarse en Mazatlán.

Este martes, el Ejército y la Policía Estatal Preventiva desplegaron un operativo para trasladar a 13 familias de La Rastra y El Azafrán, en Rosario, quienes pidieron seguridad para salir de sus pueblos luego de que la semana pasada, en dos diferentes hechos, fueron asesinadas cuatro personas en esa zona.

Para Miguel Ángel Gutiérrez, ex diputado local y representante del Movimiento Amplio Social Sinaloense, es un error minimizar la situación en la Sierra Madre Occidental, en especial en estos dos municipios, aunque la inseguridad también afecta a Escuinapa.

“Para que el Gobierno federal y el Gobierno del Estado auxilien a municipios pequeños, deben preocuparse y prender los focos rojos como alarma verdadera, ya que sólo así podrán recibir apoyo”, declaró.

De lo contrario, advirtió el activista, estos municipios nunca serán contemplados en las 266 regiones donde operará la Guardia Nacional que, en su opinión, sería la única forma de lograr la tranquilidad en la región.

Hasta el momento, el proyecto de seguridad nacional de López Obrador contempla a Salvador Alvarado, Navolato, Culiacán, Ahome, El Fuerte, Guasave y Mazatlán entre las regiones de operación de la nueva gendarmería, que será compuesta por elementos de la Marina, Ejército y Policía Federal.

Después de darse a conocer el desplazamiento forzado de las familias, el secretario del Ayuntamiento de Rosario, Maximiliano Mora Uribe, dijo a Noroeste que esto no significaba una situación de alarma. Sin embargo, reconoció que entre 70 y 80 familias han abandonado las comunidades de la sierra a causa de la inseguridad, desde 2010.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña